Este viernes los movimientos sociales brasileños celebraron por todo el país marchas en protesta contra el presidente interino, Michel Temer, quien asumió el cargo tras la destitución de la Dilma Rousseff, calificada como golpe de Estado por varios líderes mundiales, informa la cadena Globo.

La marcha principal en la ciudad de Río de Janeiro ha sido convocada con el lema 'Temer nunca' por el grupo Frente Pueblo Sin Miedo y ha reunido a miles de simpatizantes de la expresidenta.

Marcha Brasil

Los manifestantes afirman que no reconocen el nuevo Gobierno de Michel Temer, al que califican de "ilegítimo" y "golpista", y aseguran que el objetivo de la movilización es "proteger la democracia y los derechos sociales".

Así, el líder del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) y coordinador del Frente Pueblo Sin Miedo, que aglutina a una treintena de entidades sociales, Guilherme Boulos, ha señalado que "quienes creen que la decisión del Senado pacificará el país tendrán la respuesta en las calles", advirtiendo de la intensificación de las movilizaciones.

Marcha Brasil

De acuerdo con los medios locales, los manifestantes también critican los primeros pasos de la presidencia de Michel Temer, entre ellos la disolución de ministerios, como los de Igualdad Racial y Derechos de la Mujer. El nuevo Gobierno del país también ha suscitado críticas por estar integrado exclusivamente por hombres, dos de los cuales están siendo investigados por casos de corrupción.

Cabe señalar, que al margen del hecho de que Rousseff haya sido la primera mujer presidenta electa, Brasil no ha tenido un gabinete sin mujeres desde la época del régimen militar de los años 1974-1979, que entonces presidía Ernesto Geisel. El segundo Gobierno de Rousseff contó con seis mujeres de un total de 39 ministros.

En el gabinete de Temer tampoco hay presentes ciudadanos negros. Ello pese a que, según los datos del censo de 2010, la población blanca no representa ya a la mayoría de la sociedad brasileña (47,7%). Aproximadamente 91 millones de brasileños se consideran blancos, 82 millones de personas se dicen mixtos, y 15 millones, negros.