El llamado a la conciencia para prevenir el contagio y la propagación del Virus de Inmunodeficiencia Humana/Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH-SIDA) fue llevado a los jóvenes que practican deportes en la Cancha Concepción Palacios, en la Colonia Primero de Mayo en Managua.

En el lugar, los muchachos disfrutaron de películas y documentales en los que se explican los riesgos y las maneras de prevenir la enfermedad.

El joven Adrian Palavicini, opinó que las autoridades competentes en Nicaragua están haciendo lo correcto, principalmente para que aquellos quienes están descubriendo su sexualidad sean más precavidos.

“Está bueno porque así ya sabemos y hay menos personas que les dé la enfermedad… en los colegios dan clases sobre eso para que no nos pase”, comentó.

A su vez, Rafael Larios expresó que de esta manera se educa más a la juventud y tienen más conocimientos sobre cómo poder protegerse.

“Está bien porque así el joven ya comienza a aprender sobre este tema y ya comienza a tener conocimiento para en un futuro estar preparado y estar informado”, manifestó.

A su vez, María José Torres consideró que estos mensajes de prevención también ayudan a las mujeres jóvenes a evitar embarazos no deseados.

“Es bueno que les enseñen, ya si ellas no saben y lo hacen porque no están en conocimiento… es lamentable que muchas muchachas vengan y se embaracen a su corta edad o vengan y se peguen con el VIH–Sida y no sabiendo ellas”, apuntó.

Camilo Latino, Secretario Ejecutivo de la Comisión Nicaragüense del Sida del Ministerio de Salud, explicó que estas actividades responden al Plan Nacional de Solidaridad hacia las personas con VIH-SIDA.

“Este respaldo gubernamental ha permitido la participación multisectorial, la restitución de derechos a los hermanos y hermanas que han sido afectados por esta epidemia. La buena voluntad ha creado políticas y leyes como el caso de la 820 que permite garantizar el derecho de las personas con VIH-SIDA”, comentó.

Al mismo tiempo, destacó la gran accesibilidad a las pruebas para detectar el virus. En ese orden sostuvo que anterior a la Revolución el país dependía de la cooperación externa.

“Hoy en día gracias al gobierno todas las pruebas de VIH-SIDA son compradas con fondos del gobierno y esto permite ya no depender de la cooperación externa”, añadió.

Las pruebas rápidas para detectar el VIH están disponibles en cualquier centro de salud, sea rural o urbano. Anualmente se diagnostican unas 1,200 personas infectadas con este virus, de 360 mil pruebas realizadas, priorizando embarazadas lo que ha reducido la transmisión materno-infantil.

En la actualidad, en el país sólo dos hijos de cada 100 mujeres contagiadas nacen con el virus.