Un recorrido por la vida que impactó en el Héroe Nacional, Rigoberto López Pérez, se dio en la Casa del Obrero, hoy conocida como Casa de Cultura en honor a su nombre. Aquí cientos de estudiantes de la ciudad de León, aprendieron de su trabajo revolucionario en conmemoración a su natalicio este 13 de Mayo.

"Quería que tanto la generaciones de ustedes como nosotros viviéramos en paz, y él quería acabar con la tiranía somocista", les explicó Ruth Martínez, de la UNAN-León a los estudiantes.

El estudiante Francisco Hernández, indicó que Rigoberto, es un ejemplo a seguir, porque él demostró su inteligencia y su capacidad de salir adelante, además de demostrar también el amor profundo que tiene su patria y que no pidió nada a cambio.

También estudiantes del Instituto de Occidente (INO), República de Cuba, entre otros, se impactaron de su gesta conociendo su vida familiar en su casa natal ubicada, en el barrio El Calvario.

“Él tanto amo su patria, tanto así que dio su vida para ver una Nicaragua Libre, para que ahora los muchachos anden sus mochilas, sus cuadernos y que participen de los beneficios", destacó Margarita Romero, Sobrina de Rigoberto López Pérez.

Rigobero López Pérez, nacido el 13 de mayo de 1929, marcó el principio del fin de la dictadura somocista, al ajusticiar en León al tirano Anastasio Somoza García, un 21 de septiembre de 1956.