Casi 340.000 litros de crudo de una instalación petrolera de la compañía Shell en el golfo de México se han vertido frente a la costa del estado de Luisiana, EE.UU., este jueves, dejando una mancha de 60 kilómetros cuadrados sobre la superficie marina, informa la cadena NBC News, citando a las autoridades estadounidenses.

La Guardia Costera local ha reportado que el derrame ha sido controlado y dos empresas ya han sido contratadas para comenzar las operaciones de limpieza.

De acuerdo con la Oficina de Control de Seguridad y Medio Ambiente, que es parte del Departamento del Interior de EE.UU., Shell ha reportado que ha detenido la producción de todos los pozos que fluyen a su plataforma Bruto, a unos 144 kilómetros al sur de la isla de Timbalier, Louisiana.

Según la oficina de seguridad, no se han reportado heridos en el lugar del accidente.