Productores comunitarios de León, Chinandega, Managua y Masaya, sostuvieron este jueves un encuentro con técnicos del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y el Instituto Nacional Forestal (Inafor), para planificar el Programa de Establecimiento de Cortinas Rompevientos.

El compañero Norman Gutiérrez, delegado Marena-Managua, informó que se desarrollará este importante programa en estos cuatro municipios, en los que se ha planificado la siembra de 400 mil plantas de follaje denso, para reducir las tolvaneras y el impacto que estas tienen sobre la salud humana.

"Queremos reducir las tolvaneras al máximo, al igual que las enfermedades respiratorias. Una vez plantados los árboles, en dos o tres años ya se tendrán plantas fortalecidas", detalló, al mismo tiempo que agregó que este trabajo también se desarrollará con el Movimiento Ambientalista Guardabarranco y las Alcaldías Municipales.

El programa contempla el establecimiento de cortinas rompevientos en 50 kilómetros de Managua, 50 kilómetros en Masaya, 100 en Chinandega, y 200 kilómetros en León; es decir, un total de 400 mil plantas (1 mil plantas por kilómetro).

Desde el Vivero El Bosque, ubicado en Marena central, se trabajan las semillas y plantas mejoradas de roble, eucalipto, mango, tamarindo, guanacaste, y otros de follaje denso, que también son implementados en la Jornada Nacional de Reforestación.