Los diputados que integran la Junta Directiva de la Asamblea Nacional y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia se reunieron para evaluar el convenio de colaboración entre ambas instituciones, pero además aprobaron la Estrategia de Implementación y conformaron siete comisiones de trabajo, entre estas la de evaluación “Ex Post de la efectividad de las leyes”.

Esta evaluación del convenio de colaboración entre ambos poderes del Estado se da a un año de haberse firmado entre el Presidente de la Asamblea Nacional compañero René Núñez y la magistrada presidenta de la Corte Suprema de Justicia, doctora Alba Luz Ramos.

El convenio estableció la creación de una comisión que es coordinada por la magistrada Juana Méndez Pérez y el diputado José Figueroa, que dirige el Programa de Modernización de la Asamblea Nacional. En la reunión de este martes, ambos presentaron un informe sobre los logros y avances de este trabajo conjunto.

“Aquí estamos rompiendo el mito sobre la independencia de poderes”, señaló Ramos, calificando de muy positivo los trabajos realizados en este primer año de vigencia del convenio.

“Aquí muchas veces se vive diciendo y queriendo hacer una separación absoluta entre los Poderes del Estado, como que la independencia de poderes no permite que existan este tipo de convenios y aquí pues estamos diciendo que eso es un mito, estamos diciendo que esto posible y no solo posible, sino relevante para la democracia”, resaltó Ramos.

El convenio de colaboración promueve el intercambio en diversas áreas, como la capacitación y promoción del talento humano, la elaboración del Digesto Jurídico Nicaragüense y el acceso a tecnologías de la información y comunicación.

Núñez detalló que acordó una estrategia de implementación del convenio, que ordena la creación de 7 comisiones de trabajo, integradas por directores de las diferentes áreas de ambas instituciones.

La comisión más trascendental y que estará integrada de manera exclusiva por diputados y magistrados, es la que hará una evaluación de la eficiencia de la ley ex post, que persigue verificar la efectividad de la aplicación de las leyes.

“Ha sido una preocupación constante y un desafío para el Poder Judicial la aplicabilidad efectiva de las normas jurídicas, en este camino ambas instituciones hemos tenido experiencia y se han generado precedentes importantes y referenciales, tales como el Código de la Niñez, Ley Integral Contra la Violencia Hacia las Mujeres y las reformas al Código Penal y Procesal Penal”, explicó.

“Este convenio viene a buscar cómo mejorar tanto la formación como la aplicación de la Ley, el objetivo común que tienen la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Nacional es darle al pueblo de Nicaragua un marco mejor elaborado, que les brinde seguridad a la ciudadanía y los inversionistas”, dijo Núñez.

Con la implementación de este convenio, la Asamblea Nacional y la CSJ está dando vida al artículo 129 de la Constitución Política, que establece la coordinación entre los poderes del Estado.