Para los más de 1,300 habitantes de la comunidad ‘Cristo Viene’ de Mateare la tranquilidad y la seguridad ha llegado a sus familias tras la normalización y legalización del servicio de energía eléctrica, un proyecto de restitución de derechos que el Gobierno Sandinista continua impulsando a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

Un poco más de 2.9 millones de córdobas es el monto al cual asciende la inversión que el Buen Gobierno desarrolló en esta localidad del departamento de Managua, al construir 1.85 kilómetros de red para llevar el fluido eléctrico a 283 viviendas como parte del componente de Normalización de Asentamientos en el marco del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER).

“Nosotros para tener el servicio de energía a veces hasta utilizábamos alambres de púas, eso aparte de ser un peligro para nosotros, nos traía perdidas porque muchos electrodomésticos se dañaban por la inseguridad del servicio”, declaró Edwin Silva, habitante de esa comunidad.

Martha Sequeira afirmó que ahora tienen mucha más confianza al utilizar el servicio, porque antes al no tener normalizado el servicio representaba mucho riesgo para todos los habitantes de la comunidad, dado que vivían con la intranquilidad de que en algún momento se produjera algún cortocircuito que resultara en mayores daños.

“Ya tenemos nuestros televisores, no tenemos el miedo que se nos fundan, ya no vamos a vivir con ese problema de que la luz se vaya y venga a cada rato”, dijo Javier Martínez.

“Ahora aunque tengamos que pagar estamos mejor porque no vamos a tener ese problema, porque parecía telaraña los alambres, y ahora están más organizados”, comentó Glenda Téllez.

El Gobierno Sandinista ha planificado la electrificación de 29 comunidades en Mateare, de las cuales 21 ya cuentan con el servicio y en los próximos meses del 2016 se continuará trabajando para garantizar la electrificación de las otras 8 comunidades.