Conscientes de que la fumigación es solo un elemento para matar al zancudo adulto se mostraron los pobladores de la Colonia Tenderí, Distrito IV de Managua, quien afirmaron que ellos están poniendo todo de su parte para colaborar y no hacer a familias víctimas de enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya.

Durante una jornada más de la intensa lucha antiepidémica las familias de este sector capitalino abrieron sus puertas a los brigadistas, agradeciendo la labor que ejecuta el Gobierno para garantizar la salud de la ciudadanía.

“Normalmente con la lluvia vienen los zancudos y ahora con estas epidemias es más problema”, dijo Brenda Martínez, para quien las dos cosas primordiales por hacer son dejar pasar a los brigadistas de salud y mantener limpio su hogar.

En esta Colonia de Managua la población saluda los esfuerzos gubernamentales, aunque señalaron que la eliminación de los focos de agua estancada son el objetivo a eliminar primeramente.

“Hay que buscar los focos de dónde salen los vectores (...), todos los vecinos colaborar; y estar pendientes de lo que nos puede producir el zancudo, eliminarlo”, afirmó por su parte Gladys Gaitán.

El Ministerio reitera el llamado a la ciudadanía que cada vez que se ejecute una jornada de fumigación o abatización, colabore, ya que con ello se elimina al zancudo adulto. Aunque también recuerda que es en la ciudadanía en quien, manteniendo limpios sus hogares, recae la principal responsabilidad al momento de evitar que las enfermedades se propaguen.

Foto: Archivo