El Tribunal Federal de Suiza confirmó hoy la extradición a Estados Unidos del expresidente de la Federación nicaragüense de fútbol Julio Rocha, detenido desde hace cerca de un año en este país europeo.

La máxima instancia judicial rechazó el recurso presentado por la defensa de Rocha contra su entrega a las autoridades estadounidenses, que fue aprobada anteriormente por el Ministerio de Justicia suizo.

El exdirigente deportivo había solicitado ser extraditado a Nicaragua para ser investigado y juzgado allí por cargos relacionados con un escándalo de corrupción en la Federación Internacional de Fútbol (FIFA).

Entre las acusaciones que pesan sobre Rocha está la de haber recibido en 2011 sobornos por más de 100 mil dólares de una empresa estadounidense en relación a la cesión de derechos de comercialización de competiciones de fútbol.

Se espera que parta en breve a Estados Unidos, escoltado por agentes policiales llegados de este país para su traslado, como ocurrió con los otros seis exdirigentes detenidos con él, el pasado 27 de mayo en Zúrich.

Rocha, de 65 años, dirigió los destinos del balompié nica entre 1988 y 2012, y además encabezó la Oficina de Desarrollo de la FIFA para Centroamérica desde 2012 hasta el momento de su detención.