Degustar un sabroso “pati”, el delicioso “pan bon” o el riquísimo “rondón” no es cosa difícil en Managua, donde la gastronomía de nuestros pueblos caribeños está tomando mayor auge, sobre todo en el Parque Nacional de Feria que este fin de semana promovió a los pequeños productores de esta región multicultural y autónoma.

Este fin de semana los colores, el arte, los olores y la cultura caribeña se tomaron cada rincón de esta feria que todos los fines de semana, promueve los pequeños negocios, a los vendedores por cuenta propia que tienen el sitio perfecto para comercializar y mejorar sus niveles de vida.

Además de los citados alimentos caribeños, igual muchos disfrutaron del “ginyabeer”, el “yanicake” y la “sopa de mariscos” lo que fueron muy demandados, incluso algunos dueños de negocios se vieron en la necesidad de hacer nuevas porciones.

Otros como Edwin Nelson de la comunidad de Orinoco en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, llegaron a la feria a promocionar la miel de abeja, declarando que ha sido un lugar perfecto para comercializar sus productos y para hablar sobre su región, sobre su cultura y las comidas.

“Ha sido muy importante que todos los nicaragüenses conozcan las riquezas que tiene el país, todas sus culturas, sus comidas, para que todos nos sintamos como hermanos e intercambiemos lo que produzcamos”, opinó Nelson.

“Nicaragua es un país multiétnico, por eso es importante que nos conozcamos todos”, añadió.

Durante la feria se explicó las bondades del aceite de coco, que es considerado un superalimento, por su alto contenido de ácidos grasos, lo que brinda grandes beneficios.

“Es una gran paso que está dando el gobierno de Daniel y de la compañera Rosario (Murillo) para darnos esa oportunidades y restituirnos ese derecho para que podamos presentarnos al pueblo”, valoró Nelson.

Mientras Nelson ofertaba sus productos, la señora Claudia Dávila degustaba el picante pati, afirmando que es importante que se promueva a todos los artesanos del país, incluyendo a los del Caribe, “porque debemos conocer su cultura, su gastronomía”.

“Para las personas que no conocemos es importante saber sobre la cultura del Caribe, que también es parte de Nicaragua”, dijo Dávila del municipio de Ciudad Sandino.

Pero no solo comida caribeña se oferta en la feria de la economía familiar, también artesanías elaboradas de concha nácar, de carey y de palo de rosa, las que son elaboradas por el ingenio de Emmanuel Padilla.

“Tengo más de 15 años de estar trabajando la artesanía en madera de rosa, concha nácar, coral negro, coco y también trabajamos el cacho, el hueso y otro tipo de materiales. Para nosotros es muy importante que se nos promueve la cultura caribeña para que no se pierda, es una tradición que ha venido año con año en la costa atlántica y la gente del pacifico no lo conoce y esto es bueno que la conozca y sigan adelante en otras generaciones”, comentó Padilla.

Si usted no tuvo la oportunidad de visitar la feria este sábado, todavía puede ir a comer los mejores platillos del Caribe y saborear sus bebidas este domingo.