Al menos 17 muertos deja la temporada de lluvias que azota a Colombia desde abril, reveló sábado la estatal Unidad Nacional de Gestión del Riesgo (UNGR) en un comunicado.

"Las lluvias a la fecha dejan una afectación de 17 personas fallecidas en 231 eventos registrados en diferentes departamentos del país", aseguró la entidad y añadió que los eventos más frecuentes han sido "inundaciones (101), deslizamientos (61) y vendavales (51)".

La UNGR advirtió la posibilidad de que se produzcan deslizamientos en sectores inestables y de alta pendiente en los departamentos de Risaralda y Santander, así como en los municipios de las Regiones Andina, Caribe, Pacífica y Orinoquia.

Por su parte, el director de la entidad Carlos Iván Márquez agregó a medios locales que la temporada de lluvias ocasionó además 53 lesionados, así como pedidos de asistencia humanitaria por parte de 170 municipios.

Las lluvias llegaron tras una prolongada sequía ocasionada por el fenómeno ''El Niño'' que comenzó en octubre pasado, que no llegó a ocasionar un racionamiento de energía gracias a una intensa campaña de ahorro promovida por el gobierno.

Las precipitaciones disminuyeron el riesgo de racionamiento y la UNGR reportó un significativo aumento en los niveles de los principales embalses del país.