El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó hoy con un contundente "Yankee go home" las críticas del embajador estadunidense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Michael Fiztpatrick, sobre la situación interna venezolana.

En un acto con militares en la isla Margarita, Maduro llamó "pelele" a Fitzpatrick y aseguró que sus declaraciones dan la razón al "carácter antiimperialista del gobierno bolivariano" que él encabeza.

"Por eso es que somos antiimperialistas (...). Son indignantes las declaraciones de ese pelele embajador de Estados Unidos en la OEA. (No puede) hablar de Venezuela como si fuera presidente, ministro o jefe de algún partido político", aseveró el mandatario.

En la sesión del jueves en la OEA, convocada por Venezuela, la canciller Delcy Rodríguez denunció planes contra el gobierno de Maduro, mientras Fitzpatrick dijo que su país no quiere "ver a una Venezuela inestable políticamente, ni empobrecida económicamente".

Maduro replicó por lo que consideró una intromisión estadunidense en los asuntos internos venezolanos.

"Da indignación cómo un gobierno extranjero como el de Estados Unidos pretenda opinar de la vida social, económica y política de un país soberano con la historia de gigantes como Venezuela", precisó.

El mandatario preguntó además qué tiene que opinar "un gringo en la OEA sobre las decisiones del poder Judicial o del poder Electoral o del poder Popular o del poder militar" de Venezuela.

"¿Qué tiene qué opinar el gobierno gringo si hemos decidido ser libres, independientes y soberanos para siempre? ¡Yankee go home!", recalcó.