El canciller Serguei Lavrov aseguró que los líderes de Rusia y Japón reafirmaron hoy en su reunión de Sochi la disposición de impulsar los nexos entre los dos países en todos los ámbitos.

Al comentar ante la prensa los resultados de las pláticas entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, Lavrov subrayó que fue una buena oportunidad para estudiar cómo poner en práctica la cooperación en el planos político, económico, comercial, humanitario y de inversiones.

Evocó el jefe de la diplomacia del Kremlin la declaración conjunta firmada en 2013 durante la visita de Abe a Rusia, y comentó que ahora las consultas revelaron la disposición de los dos líderes de intensificar la colaboración en todas las esferas mencionadas.

Resaltó Lavrov como algo particular el acuerdo de desarrollar la cooperación entre los respectivos Consejos de Seguridad.

Igualmente, evaluaron la posibilidad de reiniciar las reuniones en el formato 2+2 (encuentros de los ministros de Asuntos Exteriores y los de Defensa).

Según el titular, esta es una estructura útil cuyas labores sería positivo reanudar y desarrollar los mecanismos actuales, por lo cual Moscú espera que Tokio reaccione de modo constructivo a esta proposición.

En relación con los proyectos de inversión, Lavrov comentó que fueron presentadas ideas concretas y se orientó estudiarlas en detalle, sobre todo en la comisión intergubernamental para la colaboración económica y comercial.

Respecto al conflicto que desangra desde 2011 a Siria, el ministro ruso informó que figuró en la agenda, y que el Kremlin apoyó la idea de incorporar a Japón al equipo para los asuntos humanitarios, creado como parte del Grupo de Apoyo al país árabe.

También en el plano político, el ministro ruso anticipó que la nueva ronda de consultas entre los vicecancilleres sobre asuntos vinculados con el acuerdo de paz ruso-japonés sesionará en junio, y en su diálogo Putin y Abe abordaron los temas que deben plantearse.

Pese a la coincidencia de las posturas frente al aventurerismo nuclear de Pyongyang, quiero advertir contra aprovechar esta situación para incrementar desproporcionadamente la presencia militar en la península coreana, recalcó Lavrov.

Como colofón de la reunión, el primer ministro japonés invitó a Putin para que viaje a su país en una fecha todavía no precisada, mientras que el líder del estado eurasiático cursó una invitación al jefe de gobierno nipón para que participe en el Foro Económico Oriental que sesionará en Vladivostok el 2 y 3 de septiembre próximo.