La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dio a conocer un mensaje del Padre Neguib Eslaquit, en el que se refiere a la Virgen María como Madre de la Misericordia Divina, en el marco del mes de la madre nicaragüense.

"Este mes de mayo, que es mes de colores, flores, esperanzas y que de manera especial celebramos a nuestras madres, entre otras efemérides, le pido a la Virgen María, la Purísima, la patrona de Nicaragua, que continúe intercediendo ante su Hijo Jesús, para que continuemos siendo iluminados por la Poderosa Presencia del Espíritu Santo, cuya fiesta de Pentecostés se avecina", expresa el Padre Eslaquit en la misiva dada a conocer por la Compañera Rosario.

"Mayo, por excelencia es el mes de la Virgen María y desde hace siglos oramos una bella plegaria que es la Salve y al iniciar decimos: “Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia…” reitera el sacerdote.

"En nuestra Nicaragua, con este modelo de fe, familia y comunidad, en donde vivimos cada día y queremos acrecentar nuestros principios cristianos, nuestros valores socialistas y la solidaridad que es la máxima expresión del Amor, debemos alabar y bendecir al autor de la vida, nuestro Padre Dios, para que a todos, nos ayude a estar siempre en fraternidad, servicio, tolerancia, alegría, disposición para llenar nuestras vidas única y exclusivamente de ese Amor de Dios que viene de lo Alto. Y la máxima expresión del Amor Divino es el servicio", cita Rosario al Padre Eslaquit.

La Compañera valoró que al Padre Eslaquit "le llena de gozo, dice, ver cuánto servicio, cuánto espíritu de servicio hay en nuestra Nicaragua, donde estamos llenos del amor de Dios, y donde nos llenamos desde ese amor de Dios, de compromiso solidario, compromiso cristiano".

"Gracias querido padre Neguib Eslaquit por su mensaje, nos enorgullece recibir sus palabras, nos estimulan mucho, le agradecemos y reiteramos nuestro compromiso de Amor a Nicaragua; ‘Siempre Más Allá’ decía Sandino, y así decimos todos los días pidiéndole a Dios que nos dé energía, salud, fuerza, para ir Siempre Más Allá, dedicándonos cada vez más a servirle a nuestro pueblo como merece, proyectando juntos en cada comarca, barrio, comunidad de nuestra Nicaragua el futuro, evaluando lo que hemos venido avanzando paso a paso, de la mano de Dios, con el favor de Dios, en Fe, Familia y Comunidad", concluyó Rosario.

A continuación, la carta completa enviada por el Padre Eslaquit:

“LA VIRGEN MARIA ES MADRE DE LA MISERICORDIA DIVINA”

Dolores, Carazo, viernes 6 de mayo de 2016.

Compañera
Rosario Murillo
Su Despacho.

Respetada y apreciada Doña Rosario:

Que Nuestro Buen Jesús, bendiga y guarde a nuestro Presidente Daniel, a usted, a su familia y a todo nuestro pueblo nicaragüense.

Este mes de mayo, que es mes de colores, flores, esperanzas y que de manera especial celebramos a nuestras madres, entre otras efemérides, le pido a la Virgen María, la Purísima, la patrona de Nicaragua, que continúe intercediendo ante su Hijo Jesús, para que continuemos siendo iluminados por la Poderosa Presencia del Espíritu Santo, cuya fiesta de Pentecostés se avecina.

Mayo, por excelencia es el mes de la Virgen María y desde hace siglos oramos una bella plegaria que es la Salve y al iniciar decimos: “Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia…”

Y es que la Virgen María es la Reina y la Madre de la Misericordia, porque en su vientre purísimo, se engendró a Jesús, quien es la misericordia de Dios Padre, el rostro visible misericordioso del Altísimo.

La palabra Misericordia, viene de dos palabras: Miseria y corazón. El corazón nos indica la capacidad de amar que tenemos y la misericordia la capacidad de acoger la miseria del otro, del prójimo, del hermano, de estar con él, en todos los momentos, buenos y menos buenos.

En nuestra Nicaragua, con este modelo de fe, familia y comunidad, en donde vivimos cada día y queremos acrecentar nuestros principios cristianos, nuestros valores socialistas y la solidaridad que es la máxima expresión del Amor, debemos alabar y bendecir al autor de la vida, nuestro Padre Dios, para que a todos, nos ayude a estar siempre en fraternidad, servicio, tolerancia, alegría, disposición para llenar nuestras vidas única y exclusivamente de ese Amor de Dios que viene de lo Alto.

Y la máxima expresión del Amor Divino es el servicio.

Ese servicio amoroso, que se ve por doquier en nuestra tierra de lagos y volcanes, con nuestro gobierno que es del pueblo y para el pueblo. Esto es una señal inequívoca que seguimos en bendición, que se acrecienta la prosperidad y que cada día somos más que victoriosos, porque donde hay Amor de Dios y al hermano, allí se aleja el temor y llega el gozo, el entusiasmo, la esperanza, los sueños que se van convirtiendo en realidades y ya lo son en nuestra Nicaragua.

Para nuestro Presidente Daniel, para usted, Compañera Rosario, mi gratitud, por su trabajo incansable por el bien de todos y de todas, por estar pendiente día a día, minuto a minuto de cualquier eventualidad y dando respuestas de cariño concretas, con la ayuda de nuestro pueblo. Un pueblo que apoya y que afianza cada día este gobierno, nuestro gobierno, que nos continúa conduciendo por rutas seguras de tranquilidad y progreso.

El mayor gozo es ver como la prosperidad avanza y la pobreza se va erradicando en todos los sentidos. Erradicar la pobreza material, pero también la pobreza espiritual continúa siendo el sentido que nos anima.

Que llueva sobre todo nuestro suelo, un torrente de gracias y de bendiciones espirituales y materiales.

Le reitero mis oraciones, mi apoyo, mi gratitud y reciba mi saludo respetuoso.

Padre Neguib Kalil Eslaquit
Director del Centro Betania
Dolores, Carazo, Nicaragua.