La Policía Nacional informó que el pasado 30 de abril concluyó el trabajo de desarticulación del grupo delincuencial "La Clave", que operaba entre Managua, Masaya y Managua.

El Comisionado General Francisco Díaz, informó que el jefe de la agrupación que responde al nombre de Jairo Sánchez Leiva y un integrante que lo acompañaba de nombre Kevin Úbeda Jiménez, fueron capturados en las inmediaciones del barrio Batahola Norte, por miembros de los equipos de búsqueda y rescate de la Policía Nacional.

Al momento de la captura hubo un enfrentamiento a balazos entre los integrantes de la banda y efectivos policiales.

Díaz indicó que Sánchez Leiva tiene antecedentes delictivos desde el año 2010 en robo en sus diferentes modalidades.

Informó que la banda completa se dedicaba a robar en las viviendas de las víctimas que seleccionaban previamente mediante la técnica de levantamiento de situación operativa.

"Ellos hacían sus fechorías en las zonas residenciales de Managua y en Masaya y Granada, además de eso en su modo de operar alquilaban vehículos en auto lotes para cometer los robos en las viviendas, robaban placas de vehículos y las cambiaban en el momento de cometer delitos para facilitar su movilización. Intimidaban a los habitantes de estas casas o viviendas con armas de fuego y también tenían una red de receptores de objetos robados para comercializar lo robado, a lo que popularmente le llamamos los topes", detalló Díaz.

El jefe policial comentó que además de los dos capturados ya están detenidos los demás integrantes que son Pedro Rodríguez Mendoza; Ana Reyes Briceño; Otoniel López; Mario Fonseca; Kevin Úbeda Jiménez; los topes o vendedores Roberto Vanegas, Gonzalo Merlo Molina, Kevin Terán González, Christopher González Carrillo, y Norman Terán González. El encargado de la logística de la agrupación delincuencial es Ezequiel López.

El día de la captura del jefe de la banda, se le ocupó dos pistolas,, dos tipos de placas, herramientas para forzar cerraduras por medio del rompimiento y fractura.