"Para chuparse los dedos", reza el eslogan de una nueva publicidad de la cadena estadounidense KFC (Kentucky Fried Chicken) en Hong Kong.

Y no es para menos: la empresa ha anunciado la comercialización de dos esmaltes de uñas comestibles con los sabores más representativos de la marca: pollo frito original o picante, informa la revista 'Time'.

KFC es una franquicia de restaurantes de comida rápida especializada en este plato.

Para usarlos simplemente se deben aplicar como cualquier otro esmalte, esperar a que se seque y "lamerlo una y otra vez", según un comunicado de la compañía. Hasta el momento, están disponibles únicamente en el mercado chino.