Chloë Grace Moretz y Kim Kardashian tuvieron una pelea por Twitter unos meses atrás, acerca de la famosa selfie en la que la estrella de Keeping Up With the Kardashians aparece desnuda.

En la portada de junio de la revista Glamour, la actriz habló acerca de esa polémica. Chloë defiende su decisión de twittear al respecto y no tiene miedo de decir que las respuestas de Kim fueron de poca educación.

“La imagen no estaba asociada a la confianza corporal. No era un #ConfianzaCorpral o #AmaQuienEres. Fue algo ligeramente voyeurístico, que sentí que era inapropiado para las mujeres que lo fueran a ver”. “Odio que las mujeres piensen que tienen que postear cierto tipo de fotos para obtener likes, retuits, favoritos, y tener atención masculina… No la perseguí por otra cosa. No se trató de generarle vergüenza por su cuerpo”.

Chloë fue una de las primeras estrellas en criticarla públicamente y, al hacerlo, fue juzgada en las redes sociales. La actriz aseguró a sus fans que nunca haría algo para avergonzar a otra mujer, pero Kim igual la mencionó, así como a Bette Midler y Piers Morgan.

Chloë dejó de twittear sobre Kim, aunque sí hizo RT de celebridades y fans que compartían su opinión. Ocho días después del escándalo, la actriz contó a la revista Elle: “Creo que muchas cosas pueden ser malinterpretadas de muchas formas y creo que si la gente abre más su mente e intentan buscar algo más profundo de lo que es simplemente un trasero grande, y sensual para esconderse… Creo que si la gente viera algo más grande sobre lo que yo intenté hablar, no atacarían de vuelta con cosas tan ridículas y variadas”

En su Twitter, Kim aseguró que era hipócrita de Chloë el juzgarla por posar desnuda, dado que la actriz hizo lo mismo para la revista NYLON. Pero para Moretz no es lo mismo. “Eso está basado en un trabajo artístico, así que es una conversación distinta. Estoy hablando con un fotógrafo, con un estilista, con un maquillador y estamos creando y colaborando y creando algo artístico y distinto. Sí me representa, pero no a mí misma porque es un personaje. Así que hay una gran diferencia. En las redes sociales como Instagram publico cómo me veo a mí misma e intento representarme a mí misma allí. Eso es algo más personal. No colaboro con gente para hacer eso, esa es mi plataforma personal donde no soy un personaje. Sólo yo”, explicó.