La Procuraduría Especial de Derechos Humanos para las Personas con Discapacidad y la Cruz Roja Nicaragüense, desarrollaron un encuentro con mujeres del Instituto de Mujeres No-Videntes para capacitarlas sobre situaciones de riesgo ante desastres.

En el taller también participaron personas con discapacidad múltiples de otras organizaciones hermanas.

Los organizadores explican que las personas con discapacidad están desarrollando conocimientos y recibiendo información sobre qué hacer al momento de un terremoto y otras incidencias de origen natural.

Rosa Salgado, procuradora especial de derechos humanos para personas con discapacidad, manifestó que "uno de los propósitos de este encuentro es que las personas con discapacidad se preparen ante situaciones de riesgo que podemos vivir en cualquier momento. Por otro lado buscar cómo hacer esa relación de solidaridad entre los servidores públicos, las personas que están en las instituciones y las personas con discapacidad que llegan a hacer alguna gestión".

Salgado indicó que todos debemos estar sensibilizados para apoyar a las personas con discapacidad en una situación de emergencia.

"Estamos apostando a esa solidaridad humana entre el servidor público, la familia, la comunidad para que nadie quede excluido de una situación. Muchas personas con discapacidad vivimos solas, entonces dependemos de la ayuda y de la solidaridad del vecino, en ese sentido nos prepararnos para transmitir ese conocimiento a la familia, a la comunidad, a mis vecinos para sentirme incluido y ser parte de ayudar a otras personas", añadió la procuradora.

Claudia Espinoza, técnica de Cruz Roja Nicaragüense, dijo que las personas con discapacidad deben estar involucradas por igual en los planes de preparación ante emergencias, porque ellas son parte importante de la sociedad.

"Queremos trabajar en la autoprotección y al mismo tiempo la transmisión de la información, queremos que ellos lleven la información que están recibiendo a sus familias, compañeros de trabajo, sus vecinos, para que así toda Nicaragua pueda estar trabajando en la misma línea de lo que es la prevención y mitigación del riesgo", indicó.

Por su parte Karina González, del Instituto Nicaragüense de Mujeres No Vidente, aseguró que la información que recibieron es muy valiosa ya que les permitirá poner a salvo su vida y la de sus familiares al momento de un desastre.

Una de las acciones que los participantes del taller señalaron como prioritarias es contar con maletín de primeros auxilios y un pito para usarlo durante las emergencias, esto permitiría que puedan ser localizados después de un desastre ocasionado por un terremoto.