Si los managuas fueran más conscientes del problema de la basura, la Alcaldía de Managua no tendría que invertir C$40 millones al año en el plan de limpieza pública.

Una muestra de la irresponsabilidad de algunos capitalinos respecto a este tema, es el Cauce 31 de Diciembre, en el distrito VII, donde los operarios ya habían retirado 200 toneladas de basura y sedimentos, pero que hoy luce como si nada se hubiera hecho, a tal punto que en una nueva limpieza se espera retirar otras 100 toneladas de basura más.

La Secretaria del Concejo Municipal, Reyna Rueda, lamenta que a pesar de que ya se había concluido exitosamente la limpieza de cauces en Managua, estos están como que no se hubiese hecho nada.

“Recordemos que la primera fase del plan invierno nosotros ya finalizamos exitosamente, pero ahorita ya estamos con una segunda fase o repela como le llamamos, que esa es permanente todo el año”, indica.

“Lastimosamente los cauces están como que nosotros no hemos pasado por ahí, por eso el llamado siempre permanente a los hermanos y hermanas a que depositen la basura en su lugar los días que pasan los camiones en los diferentes barrios, en los diferentes horarios”, expresa.

Rueda señala que en toda Managua hay además cuatro centros de trasferencia y 17 cajones comunitarios, donde las familias pueden depositar aquellas cosas que no pueden acarrear los camiones recolectores.

El director de limpieza pública, Eliécer López, afirmó que la alcaldía ha hecho importantes inversiones en maquinaria para poder garantizar la limpieza de los cauces.

“Nosotros tenemos contemplada la evacuación de unas 8 mil toneladas en lo que contempla todo el plan invierno, o sea, en todo este año estaríamos sacando unas 8 mil toneladas de todos los cauces revestidos de Managua”, destaca.