Donald Trump ganó las primarias republicanas en Indiana y mantuvo su buen momento hacia la nominación presidencial de su partido.

El triunfo de Trump es un duro golpe para Ted Cruz, quien se rezagará aún más con respecto al empresario, en la lucha por obtener los mil 237 delegados necesarios para asegurar la nominación presidencial republicana.

Entre sus votantes del martes estuvo Roger Willett, un republicano de 51 años de edad, quien afirma que ha sido seguidor de Trump desde que el multimillonario inició su campaña.

Willett trabaja como chofer de un camión de carga pesada, y se quejó que la economía en el oeste de Indiana ofrece muy pocas posibilidades, especialmente para las personas que apenas salieron de la escuela. Afirmó que está cansado de votar por políticos de carrera y dijo que Trump es "un hombre trabajador, para nosotros".