La procuradora general para los derechos humanos en Nicaragua, Corina Centeno, destacó hoy en declaraciones a una televisora la defensa de tales obligaciones del Estado para con los distintos sectores de la sociedad.

Centeno, quien lleva poco menos de un mes en el cargo, señaló que las prioridades de su labor abarcan todos los ámbitos: social, económico, cultural y laboral.

Resaltó lo que hacen en los temas de restitución de derechos a la niñez y la adolescencia, la mujer y los discapacitados, así como la atención a las personas que cumplen condenas en las cárceles.

Respecto a los niños y adolescentes recordó la campaña nacional contra el bullying realizada en 2015, y como en este sector etario el trabajo se entrelaza con los derechos a la educación y la salud.

Subrayó la importancia del buen trato a los nicaragüenses de menor edad, incluyendo los discapacitados, tanto en la escuela, la familia y la comunidad.

Acerca de la mujer, refirió que se trata de un tema de toda la nación, de carácter transversal pues se cruza con derechos como el de la educación, el trabajo, salud, la maternidad segura, las casas maternas y la lucha contra la mortalidad infantil y materna.

Centeno agregó que la igualdad de derecho de género nunca había alcanzado tan alto grado en Nicaragua, y por eso se ven tantas féminas en cargos institucionales, políticos y sindicales.

También manifestó la necesidad de educar al pueblo y las familias a fin de conseguir una paternidad responsable en el seno de la sociedad nicaragüense.