Luego de más de cincuenta años, esta mañana llegó a Cuba el primer crucero de Estados Unidos, abriendo así la primera línea de este tipo de viajes entre ambos países.

El buque Adonia, de la compañía Fathom -filial de Carnival- llegó a La Habana con más de 704 personas a bordo, entre ellos una docena de cubanos-estadounidenses, y atracará en la terminal de cruceros Sierra Maestra, que se encuentra en el centro histórico de la capital.

El barco estará recorriendo distintos puntos de Cuba por siete días: después de La Habana, parará en Cienfuegos y Santiago de Cuba.

Carnival Cruise Line informó que el Adonia efectuará dos viajes al mes de Miami a Cuba. Las reservas comenzarán en 1.800 dólares por persona e incluyen diversas actividades culturales y educativas, como clases de español, indicó Carnival en su página de internet.