Los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) acordaron, tras dos días de reuniones en Santo Domingo, una gestión integral de emergencias generadas por fenómenos naturales para reducir su impacto en la región.

Al finalizar la Reunión de Altos Funcionarios sobre Gestión Integral de Riesgos de Desastres de la Celac, los participantes concretaron "un compendio importante de los componentes y variables de gestión integral para enfrentar cualquier situación de emergencia generada por algún fenómeno natural y reducir su impacto en la población de la región”.

Durante el encuentro se acordó la promoción del intercambio de información, diálogo y coordinación entre los países miembros de la Celac de cara a la Cumbre Mundial Humanitaria, que se celebrará en mayo próximo en Estambul, Turquía.

Los trabajos se enfocaron en la discusión de los elementos prioritarios para la región en el contexto de la reducción de riesgos de desastres y la acción humanitaria, a fin de establecer un plan de acción regional hacia el fortalecimiento y creación de nuevos mecanismos de colaboración mutua.

Dicho plan responderá a las prioridades de la Celac en materia de desastres de cara al futuro, así como el estudio de posibles mecanismos para el intercambio de capacidades y recursos en casos de emergencias de ese tipo, así como promover el intercambio de información, diálogo y coordinación entre los países miembros del organismo regional.

En la actividad participaron representantes de Argentina, Chile, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Jamaica, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía y Uruguay.

A Continuación, Declaración de Santo Domingo

COMUNIDAD DE ESTADOS LATINOAMERICANOS Y CARIBEÑOS (CELAC)
REUNIÓN DE ALTOS FUNCIONARIOS SOBRE GESTIÓN INTEGRAL DE RIESGOS DE DESASTRES

28 y 29 de abril de 2016

PROYECTO DE DECLARACIÓN DE SANTO DOMINGO

Teniendo como referencia el Plan de Acción acordado en la IV Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en la ciudad de Quito, Ecuador, el 27 de enero de 2016, el cual contiene lineamientos estratégicos a realizarse en temas transversales vitales como seguridad alimentaria y nutricional, reducción de la pobreza, equidad de género, desarrollo sostenible, cambio climático, cooperación humanitaria, Gestión Integral de Riesgos de Desastres (GIRD), entre otros.

Los Altos Funcionarios de instituciones responsables de implementar y vinculadas a la GIRD de la CELAC, reunidos en Santo Domingo, capital de la República Dominicana, en ocasión de la I Reunión de Altos Funcionarios de Gestión Integral de Riesgos de Desastres, los días 28 y 29 de abril de 2016; en el marco de los preparativos de la Cumbre Mundial Humanitaria a celebrarse en Estambul, Turquía, los días 23 y 24 de mayo de 2016.

Reconociendo los resultados de todas las reuniones regionales de los Mecanismos Internacionales de Asistencia Humanitaria en América Latina y el Caribe (MIAH) y reafirmando la Declaración y el Plan de Acción de Guatemala adoptada por los Estados miembros de la CELAC.

Teniendo en consideración los avances logrados en la implementación del Marco de Acción de Hyogo 2005-2015, mediante la creación de marcos legales nacionales para reducir el riesgo. Refrendando la necesidad de priorizar en el avance de la aplicación de políticas que aborden las causas subyacentes de los riesgos de desastres en la región. El Marco de Sendai para la Reducción de Riesgos de Desastres 2015 – 2030 y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, son oportunidades importantes para continuar con la aplicación de dichas políticas, avanzar en la implementación de acciones de largo plazo que respondan a las necesidades actuales y contribuyan a incrementar las capacidades locales necesarias para identificar y reducir los riesgos presentes y hacer frente a las amenazas de desastres y emergencias futuras.

Tomando en consideración los problemas socioeconómicos, de desigualdad y de inclusión social de la región Latinoamericana y el Caribe, que incrementan la vulnerabilidad al cambio climático así como a los fenómenos naturales y antropogénicos; entre otras razones, por la fragilidad de su riqueza en biodiversidad, alto endemismo y por la exposición de sus poblaciones e infraestructura, resulta impostergable el fortalecimiento de las estrategias comunes para la coordinación en materia de GIRD, resiliencia y cooperación humanitaria.

Acordamos:

1. Fomentar las políticas de GIRD, alineadas al Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, con una visión a largo plazo que fortalezca el desarrollo sostenible y sustentable de los países miembros.

2. Exhortar a los países miembros de la CELAC a fortalecer los marcos legales, institucionales, políticas públicas e instrumentos de planificación en la GIRD, como eje transversal e integral, con efectiva participación social en dichos procesos, con el fin de reducir las pérdidas humanas, los riesgos presentes y futuros e incrementar la resiliencia ante todos los peligros.

3. Promover el fortalecimiento del conocimiento del riesgo de desastres, en todas sus dimensiones, para la adecuada toma de decisiones a fin de reducir el riesgo, a través del intercambio de experiencias, buenas prácticas, tecnología y programas de capacitación e investigación de instituciones académicas y entidades especializadas en el manejo de emergencias y desastres de los países miembros de la CELAC.

4. Fomentar la articulación de criterios y agendas entre los diferentes mecanismos de la región para evitar duplicidad de esfuerzos y mejorar las coordinaciones entre los países miembros de la CELAC, para lo cual es importante promover la optimización de las comunicaciones y coordinaciones necesarias entre los Estados.

5. Fortalecer la gobernanza y las capacidades de los gobiernos locales, reconociendo sus roles en los procesos de planificación para el desarrollo sectorial y territorial, la GIRD, la resiliencia y la adaptación al cambio climático.

6. Consolidar la equidad, la igualdad de género de las personas, familias y comunidades, especialmente grupos vulnerables, promoviendo el empoderamiento de la mujer y garantizando su participación en las distintas etapas de la GIRD, a fin de lograr acciones que contribuyan a salvaguardar su integridad y reducir su vulnerabilidad.

7. Propiciar alianzas público – privadas, bajo la conducción de las instituciones del Estado, para mejorar la respuesta a la emergencia, aumentar la protección y recuperación de los medios de vida, construir la resiliencia en las empresas, así como los bienes de producción en todas las cadenas de suministro.

Recomendamos:

1. Establecer mecanismos de cooperación técnica para compartir buenas prácticas en materia de instrumentos financieros de administración y transferencia de riesgos de desastres, entre los países miembros de la CELAC y organismos internacionales especializados en dichos temas.

2. Fortalecer los mecanismos de rendición de cuentas que garanticen la transparencia, la aplicación y el cumplimiento de los principios humanitarios de los actores involucrados, conforme a la legislación de cada país miembro de la CELAC.

3. Dinamizar los mecanismos de intercambio de información permanente que ayude a la reducción del riesgo de desastres y a los sistemas de alerta temprana promoviendo la interconexión y compatibilidad entre dichos sistemas nacionales con los sub-regionales y regionales.

4. Articular mecanismos tanto de cooperación como de asistencia humanitaria para dinamizar el flujo de los mismos, entre los Estados miembros de la CELAC hacia un país hermano que haya sido impactado por algún evento adverso.

5. Propiciar la creación de un grupo de trabajo técnico gubernamental capacitado en la GIRD, de los países miembros de la CELAC, a fin de darle un seguimiento más estrecho a los acuerdos, metodologías, acciones y protocolos definidos para establecer una cooperación más eficiente en la reducción del riesgo.

Declaramos:

De interés la “Primera Reunión Ministerial y de Autoridades de Alto Nivel sobre la Implementación del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015 – 2030 en las Américas”, a realizarse en Asunción, Paraguay, en junio de 2016; la “Plataforma Global de Reducción de Riesgos de Desastres” a celebrarse en Cancún, México, en mayo de 2017 y la “VIII Reunión Regional de Mecanismos Internacional de Asistencia Humanitaria (MIAH)”, a celebrarse en el Perú, en mayo de 2017.

Solidarizarnos con el pueblo de Ecuador y, uniéndonos a su dolor, por la pérdida de vidas humanas ocurridas por el terremoto que sacudió a ese país el pasado 16 de abril del presente año, catalogado como el más desastroso de los últimos 67 años en dicha nación. Destacamos la asistencia humanitaria de los países miembros de la CELAC, especialmente en materia de búsqueda y rescate.

Solidarizarnos con la República Oriental del Uruguay, lamentando la pérdida de vidas humanas y los daños materiales ocurridos por el tornado que sacudió dicho país el pasado 15 de abril. Destacamos la cooperación y asistencia de los países de la CELAC ante este desastre natural.