En saludo al Día Internacional de los Trabajadores, y en un ambiente de cercanía, solidaridad y de igualdad, el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, sostuvieron este viernes un encuentro con trabajadores, trabajadoras y líderes sindicales del histórico Frente Nacional de los Trabajadores (FNT).

En la reunión el Comandante y la Compañera estuvieron acompañados por el el compañero Gustavo Porras, secretario general del FNT; el profesor José Antonio Zepeda (ANDEN); Eveling Umaña (Fetsalud); Gloria Aguirre (Secretaria General de ANDEN); Domingo Pérez, de UNE; Miriam Reyes de FNT/UNE; Luis Barbosa de CST-JBE; Andrea Morales de CST-JBE; Adrián Martínez, de la Confederación de Trabajadores por Cuenta Propia; Flor Avellán, secretaria general adjunta de Confederación Trabajadores por Cuenta Propia; Maritza Espinales, secretaria general de los Trabajadores de las Universidades; Freddy Franco, secretario general de los Trabajadores de las Universidades; Alma Lina Solís, secretaria adjunta de la FET-ES; Eduardo Altamirano, secretario general de la Confederación de la Pesca; Antonio Espinoza, secretario general de la Confederación de Agroindustria; José Angel Bermúdez, secretario ejecutivo del FNT; Dr. Roberto López, presidente del Inss; y la Ministra del Trabajo compañera Alba Luz Torres.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

En la reunión fue evidente la cercanía entre el líder sandinista y los sindicalistas, todos rodeados de elegantes arreglos florales, motivos nacionales, entre los que resaltó un hermoso arreglo de marimbas, matracas y otros elementos propios de la cultura nicaragüense; todo a la altura de la dignidad de los trabajadores y trabajadoras.

El Comandante aseguró que esta celebración en vísperas del Día Internacional de los Trabajadores se hace para que este pueda disfrutar de su merecido descanso el Primero de Mayo. Al respecto, destacó que a lo largo y ancho del país se están desarrollando asambleas en celebración de esta importante fecha.

“Así como los empresarios tienen el derecho a reunirse aquí en esas mesas en la que ustedes están, también los trabajadores tienen el derecho de reunirse aquí y sentarse en las mismas mesas de los empresarios”, enfatizó el mandatario nicaragüense.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Un modelo de diálogo

En este punto, recordó que en las elecciones de 1996, 2001 y 2006 el Frente Sandinista ya estaba convencido de que había que establecer un nuevo modelo, ya que “no era posible repetir el modelo que se estableció al triunfo de la Revolución”.

“Las condiciones globales habían cambiado, ya la Unión Soviética había desaparecido, que era el gran contrapeso en la balanza mundial para mantener puntos de equilibrio en favor de la paz en primer lugar y en defensa de los pueblos que luchaban por su liberación. Ese balance se había roto y como que había llegado ya la era de la dominación total del Imperio, del imperio del capitalismo global, porque no son solamente los Estados Unidos, esto es una estrategia global que tiene su instrumento económico, tiene su estrategia económica, tiene su instrumento militar, tiene su estrategia militar , tiene a la OTAN como instrumento militar”, explicó, destacando que este imperio global tiene diseñadas políticas para debilitar y obstaculizar procesos revolucionarios en cualquier parte del mundo.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Señaló que cuanto el Frente dio esos pasos de trabajar por la alianza entre trabajadores, empresarios y gobierno, se estaba dando un paso histórico y un reto para todos.

En este sentido, recordó que los empresarios tenían temor en que si el Frente ganaba las elecciones se les confiscaría y expropiaría sus propiedades, y que se ahuyentara la inversión extranjera y que volvería la guerra.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“Ese era digamos lo que más atemorizaba y con toda razón. El pueblo quería paz, pero no paz y falta de justicia, el pueblo quería paz con justicia. Sabíamos que en las nuevas condiciones globales no había más camino que trabajar con todas las fuerzas económicas y sociales de nuestro país, independientemente de las posiciones políticas de cada quien”, subrayó.

Ante ello, afirmó que los empresarios fueron aceptando el reto y los trabajadores también, en medio de que igualmente tenían sus dudas.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Esfuerzos dirigidos a atacar la pobreza

Daniel enfatizó que en el actual contexto que vive Nicaragua, todos los esfuerzos están dirigidos a atacar la pobreza para erradicarla y mejorar los niveles de vida de las familias.

Indicó que para atacar la pobreza es necesario tener estabilidad y seguridad en el país y que las fuerzas más organizadas que garantizan ambos elementos, son precisamente los trabajadores y este sector no se puede omitir en ninguna circunstancia.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“La fuerza de los trabajadores es la fuerza determinante y poderosa para la estabilidad”, reflexionó el Presidente de la República, quien también reconoció que no es fácil que este sector asuma una actitud propositiva “porque lógicamente la distancia entre los derechos de los trabajadores, los derechos que por justicia deberían alcanzar están lejos, en particular en nuestros países, donde tenemos presupuestos tan pequeños, en donde no tenemos todavía un desarrollo económico, un desarrollo industrial que permita tener una economía ya más fuerte, que le paguen un mejor salario y que le dé mejores y mayores beneficios sociales a los trabajadores”.

Indicó que Nicaragua tiene una economía que se va fortaleciendo buscando el desarrollo, que va avanzando y creciendo en medio de situaciones difíciles, porque es dependiente del peso de la economía mundial dominada por naciones capitalistas desarrolladas que si sufren crisis, repercuten en países como el nuestro, cuyos productos de exportación sufre baja en sus precios y se reduce la demanda.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Recordó que en el pasado reciente la economía norteamericana sufrió de una grave crisis, siendo los más afectados miles de trabajadores del sector medio alto, que tenían buenas casas, dos o tres vehículos, a sus hijos en buenas universidades y al llegar la debacle provocada por los Bancos, por el sistema financiero dominado por el capitalismo global, las familias comenzaron a ser extorsionadas.

“Y es la gran lavandería mundial (…) lavaban dinero incluso del narcotráfico, en los Estados Unidos no hay ningún solo banquero procesado por lavado de dinero… en Centroamérica hace poco, bueno, agarraron a un poderoso banquero de Honduras y ya lo tienen preso allá en los Estados Unidos, porque dicen que se estaban dando situación ilegales”, recordó Daniel al hablar de la crisis financiera.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Nicaragua ha logrado salir triunfante

Añadió que los bancos norteamericanos, entre ellos algunos de prestigio “han aparecido lavando, no 50 millones de dólares o 60 millones de dólares. Todo el alboroto que le están haciendo ahora a Panamá, el gran alboroto a Panamá, si ellos tienen esas mismas empresas de maletín las tienen allá en los Estados Unidos. ¡Ah, ellos las pueden tener! Pero no las pueden tener en Panamá y se han abierto allá en los Estados Unidos denuncia y se ha demostrado en investigaciones donde grandes bancos han lavado 2 mil, 3 mil, 4 mil, 5 mil millones de dólares… ¡Ah! ¿Los van a cerrar? No los cierran, ¡qué van a meter presos a los dueños de los bancos!, ¡qué los van a tocar!, lo que hacen es aplicarles una multa (…) y cuando esos bancos quiebran porque estafaron a la gente, porque estafaron a la pobre gente que colocó sus fondos ahí, los pensionados, incluso, en los Estados Unidos para ganar un poco más, entonces ¿qué sucede?, bien y corren a salvar a los bancos con el mismo dinero del pueblo norteamericano que ha sido estafado, y en ese momento miles de familias, más de un millón, dos millones de familias fueron lanzadas a la calle, perdieron las viviendas, ¡fíjense que tragedia!, trabajadores altamente calificados y eso afecta lógicamente a los trabajadores también que les trabajan a la vez a estas familias, o sea se multiplica el efecto”.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Y además Europa también vive su crisis financiera, provocando efectos en las grandes economías latinoamericanas, a las que se les hace más difícil mantener el crecimiento económico, pero Nicaragua en medio de esas condiciones adversas a nivel mundial ha logrado mantener niveles de crecimiento mayores a otras naciones desarrolladas, esto gracias al esfuerzo de los trabajadores.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Tenemos el reto de hacer de esta una fuerza trabajadora plena de energía

El Comandante Daniel destacó los esfuerzos que desde el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (Inss) se ha venido haciendo, con el valioso aporte de los trabajadores y los empresarios, para capitalizar la seguridad social a fin de continuar garantizando los beneficios de atención en salud a los asegurados y sus respectivas familias, aunque todavía falta mucho por mejorar, tal como sucede en distintas partes del mundo que se preocupan por el crecimiento poblacional y el incremento de los jubilados.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“Pero bueno, ya aquí ya hemos encontrado la forma, lo importante es el trabajador y eso lo entienden bien los empresarios. El trabajador es la base fundamental de la economía. El empresario es indispensable, el inversionista es indispensable, la empresa es indispensable, pero la carga mayor en una empresa, así como un tren de esos de alta velocidad, necesita de buenos rieles para poder correr, así es una empresa, necesita de una fuerza trabajadora que está allá abajo, son los rieles que resisten”, apuntó el mandatario nicaragüense.

Daniel enfatizó cómo desde el Gobierno Sandinista se viene avanzando a fin de mejorar las condiciones de viviendas, salud y educación a los trabajadores desde los distintos programas que se ejecutan en todo el país para que estos puedan adquirir su propia casa.

“Estamos hablando que la fuerza de la clase trabajadora es una fuerza que sostiene la economía, a pesar de que no es una fuerza trabajadora que esté en las mejores condiciones psicológicas, físicas, materiales, y nosotros tenemos el reto, junto con los empresarios, junto con los inversionistas de convertir a esta fuerza trabajadora, es una fuerza trabajadora plena de energía, plena de vitalidad, plena de espíritu y entonces va a producir más y mucho mejor, rendir más y mucho mejor para beneficio de todos los nicaragüenses y para acabar con la pobreza en nuestro país”, finalizó.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Un país que avanza

El Comandante Daniel refirió que una economía tan frágil como la de Nicaragua demandaba algo así para poder combatir la pobreza, que es el gran reto por delante.

“Hemos venido avanzando, alcanzando grandes victorias”, dijo destacando el caso de la incorporación de las mujeres en todos los espacios del poder.

“En estos momentos, Nicaragua está, entre todos los países del mundo, adelante están 11 países europeos, Nicaragua ocupa el puesto número 12, el primero de América, arriba de los Estados Unidos, en cuanto a lo que es la participación de la mujer, el empoderamiento de la mujer”, ejemplificó.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Menos odio y más paz y reconciliación

El líder sandinista aseguró que luego de las terribles guerras hoy cada vez menos nicaragüenses albergan odio. “Ahora hay encuentro y debate. Hemos logrado avanzar en el proceso de reconciliación, gracias a esa contribución de Su Eminencia el Cardenal Miguel Obando y Bravo, al cual le agradecemos esa enorme contribución a este proceso de paz y reconciliación en Nicaragua”, indicó.

Hay que cuidar el trabajo

Daniel manifestó que Nicaragua está creciendo, pero que hay que cuidar el trabajo.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“Para cuidar el trabajo tenemos que garantizar el entendimiento con los inversionistas, con los empleadores para que ellos tengan la seguridad de que en el mediano plazo, en el largo plazo, al hacer una inversión no van a correr grandes riesgos y que van a ganar y que los trabajadores también van a ganar”, insistió.

Seguridad Social está creciendo

Respecto al tema de la seguridad social, el Comandante reiteró que en Nicaragua se ha logrado una hazaña con este tema.

“Hemos logrado lo que no ha logrado ningún otro país porque en todas partes se ha discutido el tema de la seguridad social. En Europa han reducido los beneficios de la seguridad social. Han incrementado la edad, han aumentado la edad para que puedan ser jubilados los trabajadores, ¿por qué?, porque tienen una crisis y materialmente les es imposible”, indicó, subrayando que esa imposibilidad se debe a que ahí siguen prevaleciendo los grandes grupos financieros, que tienen miles de millones de euros que no están dispuestos a compartirlos con los trabajadores.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Dijo que, contrariamente, en Nicaragua los empresarios y trabajadores llegaron a un acuerdo para capitalizar el Seguro, ya que el otro camino era recortar los beneficios a los trabajadores.

“Dijimos, ¡no!, hay que buscar cómo mantener los beneficios de los trabajadores y con el tiempo ir mejorando esos beneficios para los trabajadores y logramos el acuerdo, y con esa posición juntos fuimos a negociar con los organismos internacionales y sacamos esa reforma en la Asamblea Nacional, ustedes recuerdan, una victoria revolucionaria fue eso, extraordinaria, y es lo que permite que el seguro tenga en estos momentos (...), en estos momentos hay 843 mil 199 asegurados activos. Esa es la mejor señal de cómo el empleo, el trabajo, viene creciendo en nuestro país”, resaltó.

Explicó que 117 mil 800 asegurados son trabajadores por cuenta propia, lo cual es otro triunfo.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Indicó que de los 843 mil 199 asegurados activos, 725 329 están en el sector formal, teniendo derecho a la salud, a seguro de accidente, el cual se extiende a sus compañeras e hijos, totalizando a 1.3 millones de nicaragüenses beneficiados. En el caso de los asegurados por cuenta propia los beneficios suman 212 mil personas.

En total son 2 millones 360 mil 957 personas protegidas por la seguridad social, afirmó.

Señaló que cuanto hay casos extremos de enfermedades, se les traslada a países vecinos con mejor tecnología, como Costa Rica, o se les lleva a México, Cuba, Estados Unidos, o Colombia, donde van niños a operarse y salvar su vida.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Subsidios sí importan

Manifestó además que los trabajadores reciben subsidios por motivos de salud.

“No podemos estar quejándonos de que los trabajadores reciben mucho subsidio en cuanto a lo que es la salud. No podemos estarnos quejando. Al contrario, yo diría que tenemos todavía problemas para atender debidamente a los trabajadores, porque va un trabajador al hospital y por las limitaciones que tenemos nosotros, tienen que esperar a veces días, semanas para que los puedan operar. En cambio un empresario sencillamente busca un hospital privado: pagó o se fue a los Estados Unidos o se fue a Europa y ya resolvió. En cambio el trabajador tiene que esperar, tiene que hacer fila ahí. No están los trabajadores en la atención hospitalaria en un lecho de rosas, todavía no, tienen que estar y van a estar, seguro llegará el día en que van a estar en un lecho de rosas y serán atendidos rápidamente en hospitales más desarrollados en nuestro país, pero mientras tanto no podemos estarle negando el subsidio a un trabajador”, manifestó.

Daniel destacó, no obstante, que hay que mejorar la atención hospitalaria a los asegurados y a la población en general, como también seguir desarrollando el programa de traslado de niños o jóvenes hacia otros países cuando lo amerite.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“Es una vida y es la vida de un trabajador, que vale tanto como la vida de un empresario. Valen igual”, sostuvo.

Miles de trabajadores estuvieron en las calles

Durante su mensaje, el Comandante recordó la evolución del pensamiento marxista y cómo las naciones han logrado resistir en medio de terribles agresiones del capitalismo global.

En el caso de Nicaragua, dijo que se aprendió a “tener paciencia pero sin dejar de luchar”.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“Pasamos 16 años, del año 1990 hasta el 4 de noviembre, que fue la victoria del 2006, hasta que retomamos el gobierno realmente el 10 de enero del 2007”.

Daniel señaló los gobiernos neoliberales lanzaron a la calle a miles de trabajadores desde las diferentes empresas e instituciones del Estado.

“Simplemente porque eran sandinistas o porque habían sido formados durante ese período, como fueron formados miles de trabajadores que se calificaron en los pueblos hermanos del campo socialista”, indicó.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“Cuadros altamente tecnificados fueron lanzados a la calle. Había odio ahí en esos gobiernos”, lamentó.

Recordó que fueron muchos maestros, trabajadores de aduanas, campesinos despojados de sus tierras y de las empresas que les había heredado la Revolución, médicos, enfermeras y trabajadores de la salud, soldados del ejército, combatientes del Ministerio del Interior, los que tuvieron que sufrir todo eso.

“Había toda una estrategia para hacer desaparecer de raíz el proceso revolucionario que se inicia en nuestra historia desde el momento mismo en que los caciques heroicos resistieron a los colonialistas que invadían sus tierras, nuestras tierras, y que la victoria sandinista había logrado convertir realmente en un empoderamiento para el pueblo, en conciencia para el pueblo, en dignidad para el pueblo, en heroísmo del pueblo”, afirmó, recordando que que en los años noventas esos trabajadores lanzados a las calles y los que habían quedado atrincherados sí resistieron.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“Y al frente de los trabajadores beligerantes, siempre beligerante, el Frente Nacional de los Trabajadores que nació precisamente en esos momentos”, subrayó.

Una lucha histórica

Dijo que en los años más duros de la lucha no se sabía ni cómo se gobernaría el país, ya que era cuestión de Patria Libre o Morir, con la bandera rojinegra de Sandino y el legado Antiimperialista de los héroes de Nicaragua y hombres como Carlos Fonseca, Tomás Borge o Camilo Ortega.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

“Nunca nos pasó por la mente que íbamos a poder vivir la historia revolucionaria, pero sí estábamos convencidos que la Revolución iba a triunfar en Nicaragua”, subrayó, destacando que para esa época se luchaba en América Latina y el mundo: la batalla anticolonialista en Africa y Asia y la antiimperialista en América.

Explicó que en Nicaragua no se es anti yanqui por conocer los pensamientos marxistas, sino por las luchas históricas contra el intervencionismo como la Batalla de San Jacinto, la cual ha quedado plasmada en el pueblo aún más que el 15 de septiembre.

Daniel recordó el sentimiento cristiano, y recordó que Cristo fue también víctima del imperio, en este caso el imperio romano.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Manifestó que las leyes de la economía plasmadas por el marxismo siguen vigentes, y dijo que de Marx se aprendió que el marxismo es una guía para la acción.

Dijo que eso fue lo permitió triunfar frente a aquellos que hacían una interpretación mecánica del pensamiento de Marx.

“Fue lo que nos permitió derrotar a la dictadura somocista, fue lo que nos permitió enfrentar la agresión imperialista desde el año 1979 hasta el año 90”, y luegoalcanzar la paz en una sociedad cargada de odios por siglos de guerra”.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

Recordó el caso de William Walker, el cual inclusive se erigió en presidente de Nicaragua. Recordó que Walker fue rescatado por barcos de Estados Unidos luego de la derrota en Nicaragua, y recibido en ese país a pesar de que proclamaba la política mas reaccionaria y conservadora: la de los esclavistas.

Ahí se vino forjando ese sentimiento antiimperialista, anti yanqui, afirmó.

En su mensaje el Comandante señaló que este viernes se le ha estado rindiendo homenaje al Comandante Tomás Borge y que este sábado se le estará acompañando en el mausoleo donde descansan también los restos de Carlos Fonseca y Santos López.

Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo con trabajadores y trabajadoras de Nicaragua

El diálogo permanente genera trabajo y estabilidad

En su conversación con los trabajadores nicaragüenses, el Presidente Daniel explicó que el diálogo que se ha profundizado en esta segunda etapa de la revolución ha sido un factor indispensable para generar trabajo y con ello estabilidad.

Dijo que estos son momentos de sumar esfuerzos para que se pueda generar trabajo y tener estabilidad, aspectos en los que se ha logrado avanzar en estos 9 años de revolución.

Presidente Daniel con los trabajadores

"En esta nueva etapa que estamos viviendo bajo los postulados de los principios cristianos, los valores socialistas y las prácticas solidarias, hemos logrado avanzar en la generación de empleo. Y vienen inversiones porque encuentran estabilidad, encuentran seguridad por un lado en cuanto a lo que es su vida, las propiedades, etcétera... pero también encuentran seguridad en el campo laboral porque saben que tienen ante ellos a una fuerza laboral que adquirió tal grado de conciencia pasando por múltiples batallas; y saben que para poder generar trabajos no queda más que combinar esfuerzos, entre los inversionistas, los empleadores en la ciudades y en el campo, inversionistas nacionales, inversionistas extranjeros con los trabajadores... y claro, cuidando siempre de los derechos de los trabajadores".

Daniel explicó que tanto trabajadores y empresarios tienen derechos y deberes, y que si hay un choque entre ambos se provoca inestabilidad, se ahuyentan las inversiones y desaparecen los trabajos.

Presidente Daniel con los trabajadores

"Entonces el diálogo, un diálogo permanente que se ha logrado establecer aquí. Aquí se alcanzan acuerdos extraordinarios que tienen que ver con el salario, por ejemplo, en ocasiones no ha sido posible, pero yo diría que la mayor parte de las veces se ha logrado llegar a un acuerdo empresarios y trabajadores en la mesa ahí", comentó.

También manifestó que una de las metas de todos los sectores es contribuir a la estabilidad del país, que los trabajadores defiendan los puestos de trabajo y que los empresarios garanticen puestos de trabajo, ambos a través del diálogo donde se respeten los derechos de los trabajadores.

Presidente Daniel con los trabajadores

Economía de mercado administrada para beneficio de todos

El Comandante explicó que el modelo Cristiano, Socialista y Solidario del país se ha ido consolidando en medio de una economía de mercado que está teniendo un impacto en la dirección que demandan los objetivos revolucionarios.

"No es la economía de mercado manejada para aplastar a los trabajadores y para enriquecer a unos pocos, sino que es una economía de mercado administrada para beneficio de todos", afirmó.

Valoró que varios países, como Vietnam y China, han desarrollado economías de mercado y son gigantes en potencia que cuando dejan de crecer, como es el caso de China, preocupan al resto del mundo y viene el peligro que el ritmo de la economía baje y con ello bajen los empleos.

Presidente Daniel con los trabajadores

Daniel también se refirió al caso de Cuba, donde se está abriendo espacio la economía de mercado, y se explica al pueblo cubano cómo funciona una economía de mercado donde conviven inversiones nacionales y extranjeras, y las empresas cubanas tienen que incorporarse en nuevos ritmos de competencia, de mayor rendimiento, productividad y eficiencia para generar mayor riqueza y utilidad.

"Y aquí nosotros vamos avanzando. indiscutiblemente que nosotros no podemos cerrar los ojos y lo sabemos todos los nicaragüenses", valoró el Presidente.

Presidente Daniel con los trabajadores

A Chávez lo puso Dios en el camino de Nuestramérica

Daniel recordó algunos de los problemas que Nicaragua ha enfrentado para salir adelante. Relató que al momento que el pueblo regresó al Poder en el 2007, el país se encontraba sumido en la oscuridad, con racionamientos de energía diarios.

"El racionamiento era terrible y el problema no era por sequía, simplemente en 16 años de neoliberalismo no hubieron mayores inversiones a fondo para poder dotar a Nicaragua de suficiente energía para que fuese realmente un país autosuficiente combinando energía renovable con energía no renovable", comentó.

Presidente Daniel con los trabajadores

Sin embargo, destacó el aporte importante que hizo en aquel entonces el Presidente de Venezuela, Comandante Hugo Chávez Frías, para ayudar al pueblo nicaragüense en los momentos más difíciles.

"A Chávez lo puso Dios en el camino de Nuestramérica, en momentos difíciles y fíjense que para Nicaragua Chávez fue una bendición porque se produjo el milagro de que inmediatamente el nos garantizó las plantas en un plan de emergencia para que las instaláramos y pudiésemos contar con energía para poder seguir trabajando porque un país sin energía se paraliza", dijo Daniel.

Presidente Daniel con los trabajadores

"Él sin ningún titubeo, cuando se lo planteé el problema, inmediatamente dijo: seguro, ya vamos a resolverlo; y él mismo dio las órdenes, las orientaciones y se montó una operación relámpago con los hermanos venezolanos, técnicos especialistas, con los hermanos cubanos, técnicos especialistas y con los hermanos nicaragüenses, especialistas también, para la instalación de las plantas en tiempo récord y que pudiesen estar generando rápidamente", rememoró.

El Presidente valoró que ese fue un punto de partida para luego seguir ampliando la capacidad de generación con energía renovable e ir creciendo a tal grado que ahora Nicaragua tiene hoy uno de los índices más altos de energía renovable.

Daniel explicó que el país avanza en la generación eléctrica de fuentes renovables, combinando con la energía no renovable, la cual es más estable.

Presidente Daniel con los trabajadores

Solidaridad con Venezuela y Brasil

El Presidente también abordó el tema de la crisis que están viviendo los hermanos venezolanos en relación a la sequía que se ha prolongado, afectando la producción energética por medio de plantas hidroeléctricas en la nación bolivariana.

"Fíjense la crisis que están viviendo los hermanos venezolanos, ahorita yo he escuchado a Nicolás dando la batalla frente a esos enemigos cargados de odio, alimentados por el imperio que quieren aprovecharse de la terrible sequía que ha afectado a Venezuela", comentó.

Presidente Daniel con los trabajadores

Daniel valoró que fue gracias a Chávez, a Venezuela, a la Revolución Bolivariana y a Nicolás Maduro, que el pueblo nicaragüense logró tener una energía estable, y lamentó que ellos que aportaron ese beneficio a nuestro pueblo ahora están pasando dificultades que son aprovechadas por los enemigos del pueblo.

Los "enemigos de los trabajadores las aprovechan para buscar cómo dar el golpe, ahí (en Venezuela) quieren dar un golpe, como le quieren dar el golpe a Dilma, la presidenta de Brasil, del Partido de los Trabajadores, de nuestro hermano Lula y van contra Dilma, y luego van contra Lula, y el que está al frente del proceso en el congreso está acusado de corrupción, pero como tiene mayoría de diputados ahí está... Son batallas que se están librando en Nuestramérica y nosotros somos solidarios con la tierra de Bolívar, con la tierra de Hugo Chávez, con la tierra de Nicolás Maduro en esta batalla que está librando por la libertad, por la justicia, por los derechos de ese pueblo", aseguró.