Cambiar un chocolate, o un alimento más engordante por una fruta es lo ideal en una dieta, pero es probable que a los 5 minutos estés con hambre nuevamente. Esto se debe a que si bien los productos frescos son altos en nutrientes y bajos en calorías, carecen de la proteína y la grasa que es lo que verdaderamente sacian.

Sin embargo, hay varias opciones saludables que no te harán pasar hambre, estos 4 snacks están llenos de proteínas, grasa y sabor y son la opción perfecta cuando no quieres comer más frutas ni verduras.

Chocolate amargo:

Cuando quieras comer algo dulce, un cuadrado de chocolate amargo es lo mejor que puedes comer. Estudios sugieren que comidas con gustos muy intensos tienden a cansar tus papilas gustativas más rápido. Por lo que terminas sintiéndose satisfecho con un cuadrado o dos, en lugar de comer un paquete entero de galletas.

Pistachos con cáscara:

Los frutos secos están en cada lista de alimentos para bajar de peso, y por buenas razones: Están llenos de proteínas y grasas saludables, que te ayudan a mantenerte satisfecho por más tiempo. Al elegir los pistachos en lugar de las almendras habituales, estarás comiendo un mayor cantidad por menos calorías. Pero más importante aún, tener que quitar la cáscara a cada uno te tomará más tiempo, por lo que te cansarás antes y comerás menos.

Aceitunas:

Todas esas veces en las mueres de hambre y la cena recién estará lista en 15 minutos, las aceitunas son tu mejor opción. Su textura mantecosa y su sabor salado te hacen senitr satisfecha rápido. Dado que tienen un poco de grasa, te mantendrán satisfecha hasta la hora de comer. Puedes comer 5 por sólo 20 calorías.

Salvado de avena:

¿Qué tiene más fibra que un plato de avena ? Un tazón de salvado de avena. Un tercio de taza de salvado de avena suministra casi un tercio de la fibra diaria que necesitas, lo que te ayudará a mantenerte lleno por un tiempo más largo. Para ingerir más proteínas, cocina el salvado en leche baja en grasa. Una investigación sugiere que el unir fibra con líquidos puede ayudar a sentirse aún más relleno.