Los primeros resultados del proyecto piloto de producción de terneros de buena calidad impulsado por la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (CANICARNE) y la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (CONAGAN) fue evidente esta mañana con la entrega de primeros veinte novillos de buena calidad, mismos que fueron comercializados al matadero Novaterra.

El proyecto inició hace menos de un año con la finalidad de brindar a pequeños ganaderos de la zona de Pantasma y Wiwilí la asistencia técnica y financiera necesaria para fortalecer el proceso de crianza de terneros, lo cual han logrado con mucho esfuerzo y empeño.

“Los productores bajo el paradigma de doble propósito no habían logrado producir terneros más que para bajar la leche de las vacas, sin embargo con el apoyo brindado, hoy han logrado romper esa barrera, cuidando al ternero como un producto con valor agregado de tal manera que ganen mayor peso por día. Hemos cumplido con nuestras expectativas aún con desafíos como las afectaciones climáticas y la raza de los animales” expresó Ronald Blandón, Gerente General de Conagan.

Con este nuevo proyecto se pretende que los novillos alcancen un crecimiento apto en los primeros meses de edad, lo cual abona a que ellos puedan adquirir mayor peso y a su vez puedan ser comercializados a mejores precios, beneficiando de forma directa y económica a los pequeños ganaderos del país.

“Se pretende producir terneros de buena calidad que reúna condiciones de peso entre los 200 kilos o más y la segunda es que adquieran ese peso en menos de un año, por ello hemos iniciado a trabajar con los pequeños ganaderos del país quienes muchas veces no son sujetos de crédito pero tienen capacidad de trabajo y la técnica para lograr que sus negocios sean más importantes” destacó Onel Pérez, Director Ejecutivo de Canicarne.

A largo plazo las organizaciones involucradas en el proyecto junto a los pequeños ganaderos, pretenden comercializar en el mercado internacional sus novillos una vez que la producción sea mayor y se cumpla con los estándares del mercado.

“Es un proyecto que nos está ayudando mucho a través del manejo y cuido de los terneros, lo cual nos va a favorecer al momento de venderlos. Gracias a la asistencia técnica hemos aprendido a cómo alimentar mejor a nuestros animalitos y pienso seguir aumentando la producción y lograr mejores ganancias” dijo Oscar Centeno.

Con la ejecución del proyecto se pretende producir 300 terneros de alta calidad en un periodo de dos años, los que serán adquiridos por los mataderos designados por Canicarne, brindando siempre buenos precios e incentivos del 8% a todos los productores que entreguen novillos con al menos 200 kg de peso vivo con menos de un año de edad.