Este sábado el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) fue informado por un observatorio internacional ubicado en Washington que la nube que emana del volcán alcanza los 5 mil metros (5 kilómetros) de altura. Esto es mucho mayor a los 3 mil metros que alcanzó durante su último periodo eruptivo.

“Este es un indicador serio de la posibilidad de una erupción volcánica, de que se incremente esa posibilidad”, explicó Rosario, quien destacó que si a esta situación se le suma la ocurrencia de un temblor, dicha posibilidad también se incrementa.

“El comandante Daniel está acatando la recomendación que le ha dado Ineter, el Sinapred y les está orientando decretar Alerta Amarilla en el departamento de Chinandega y Alerta Verde en el departamento de León para protección de las familias de esas región de nuestro país”, subrayó.

La compañera Rosario señaló que se están adoptando todas las medidas de prevención necesarias en un perímetro de 5 kilómetros a la redonda de las faldas del volcán, donde ya se ha procedido a la evacuación desde tempranas horas del día de unas 1,579 personas, es decir, unas 408 familias que habitan en el sector.

En estas labores trabajan activamente el Poder Ciudadano, las Alcaldías y la Defensa Civil del Ejército.

Rosario manifestó que actualmente del volcán se reportan caída de cenizas y gases, lo cual podría empeorarse dado que se pronostican lluvias para la zona, convirtiéndose esta en lluvia acida que podría afectar gravemente la salud de los pobladores.

 

A este peligro, también hay que sumar la posibilidad de que la lluvia provoque flujos de lodo o deslaves, provocando así una tragedia, advirtió la compañera.

“Tenemos que cuidarnos y tomar todas las medidas pertinentes para las familias que están allí y para las familias de los municipios aledaños”, señaló.

En este sentido expresó que todas las instituciones del gobierno están organizadas en un gran grupo humano trabajando al servicio de las familias nicaragüenses.

“Mucha solidaridad a todas las familias de Chinandega, a todas las familias de León, aquí mismo, a las familias de Managua que continuamos en alerta. Mucha solidaridad, mucho cariño y sobre todo continuamos insistiendo: mucha responsabilidad, preocupación saludable frente a estos eventos, a fin de que acatemos y tomemos todas las medidas indispensables para nuestra protección”, manifestó.

La compañera invocó la protección y resguardo de Dios y de la Virgen María para que Nicaragua salga fortalecida de esta emergencia.

“Nos ponemos bajo la protección, bajo su manto, nos ponemos bajo la protección de la Virgen Inmaculada Concepción en Chinandega, la Virgen del Viejo. Estamos invocando a Dios, a la Virgen María nuestra Reina en Nicaragua para que de este nuevo desafío salgamos fortalecidos y podemos haber puesto a prueba con éxito todos estos mecanismos de protección solidaria, de cariño entre nosotros”, manifestó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno Sandinista.