Con el objetivo de fortalecer el diálogo para mejorar la calidad en el sector cuero-calzado, el Ministerio de Economía Familiar realizó este jueves un encuentro con pequeños y medianos empresarios de todo el país.

En este evento lo que se buscaba era definir políticas conjuntas que beneficien al sector, así como también valorar la importancia de la capacitación, la innovación y la tecnología.

En el país el año pasado estaban registrados 1 mil 300 talleres de cuero los cuales produjeron una cifra récord de 9 millones de zapatos, con ingresos superiores a los 50 millones de dólares.

“El valor de la industria de la manufactura cuero y calzado ha tenido una tendencia creciente en los últimos 10 años, fundamentalmente por el respaldo de nuestro gobierno y nuestro Comandante Daniel”, afirmó la Ministra de Economía Familiar, María Auxiliadora Chiong.

Para dar una idea del crecimiento, hay que señalar que hace 20 años esta industria manufacturaba apenas 250 mil pares de zapatos.

“Las crecientes existencias de cuero permiten al sector proyectar un crecimiento del 20% en la producción de calzado para este año (2016)”, indicó la Ministra, quien enfatizó que actualmente ha disminuido la importación de calzado.

Un aspecto que hay que destacar es que esta industria va más allá, pues además de calzado está produciendo carteras, bolsos, fajas y toda una gran cantidad de productos procedentes del cuero.

Para las empresas nacionales la diversificación y el incremento en la calidad son aspectos vitales que les ayudan a posicionarse en el mercado, de ahí que saluden el esfuerzo del Gobierno por trabajar juntos en el desarrollo del sector.

“Creo que (estos encuentros) se deberían de promover más seguidos, porque son un espacio donde se pude fomentar el diálogo y seguir fortaleciendo (la industria)”, afirmó Carol Sandigo, de Camoapa, cuya empresa produce botas y gran variedad de artículos de cuero.

José Antonio Dávila es dueño de una curtición de cuero en León, y afirmó que usa tecnología italiana para producir cuero para calzado. Señaló que facilita materia prima no solamente a los talleres nacionales sino que también a otros países de la región centroamericana, precisamente por la calidad de su producto.

Dávila manifestó que es muy importante esta cercanía que hay ahora con el gobierno, aunque destacó la importancia de seguirse capacitando y tecnificando, sobre todo en materia de protección del medio ambiente.