El estratega demócrata Dave Saunders considera hoy que el republicano Donald Trump derrotará con facilidad a Hillary Clinton en caso de que ambos precandidatos se enfrenten en las presidenciales de noviembre próximo.

En declaraciones al diario The Daily Caller, el político valoró el éxodo de los votantes blancos de clase trabajadora del bando demócrata ya no por razones culturales sino por los problemas económicos.

Conozco a un montón de demócratas -hombres, mujeres, blancos y negros- aquí, en el sur de Virginia que van a votar por Trump por ese motivo y su mensaje populista, dijo Saunders al periódico.

Con amplia experiencia en campañas del llamado partido azul, el estratega indicó que muchos votantes blancos de clase trabajadora en el sur ya abandonaron la agrupación por razones culturales y ahora ese sector en el norte lo hace debido a razones económicas.

Añadió que esta es la nueva era del populismo económico y es una cuestión de supervivencia para muchas personas.

En su análisis del fracaso de la exsecretaria de Estado para alzarse con el triunfo en noviembre en un probable enfrentamiento contra Trump, Saunders abordó el fuerte apoyo que recibe de los votantes negros, pero alertó que perdió constantemente frente a su rival el senador Bernie Sanders el sufragio de los hombres blancos, en especial los más jóvenes.

Al respecto, agregó, Sanders y Trump tienen mensajes muy similares, aunque enfocados de forma diferente, y un gran número de los que apoyan al senador se irán con el magnate neoyorquino.

Reiteró su creencia de que el precandidato republicano va a ganar las elecciones generales pero, Paul Begala, asesor del Super Pac pro-Clinton Priorities USA Action, refutó esa idea y dijo que las pérdidas de la fémina son vistas de forma desmesurada si se tiene en cuenta que la misma es blanco de muchos más ataques que otros aspirantes.

Hillary va a ser presidente, subrayó Begala.

En un probable enfrentamiento de Trump contra la fémina en noviembre, el promedio de encuestas del sitio RealClearPolitics muestra que ella vencerá 49 por ciento contra 40,5 por ciento.

Por otra parte, el casi infalible pronóstico de un modelo político de Moody Analytics, en enero, indicó que el candidato presidencial demócrata ganará la carrera por la presidencia, pero la elección se perfilaba como históricamente apretada.

La firma encontró que también superará 326 votos electorales contra 212 a su rival republicano.

Con anterioridad otra predicción señalaba que en el colegio electoral que selecciona al presidente del país, el demócrata capturaría 270 votos electorales superando el total de 268 del candidato republicano.