Luego que se decretara la Alerta Verde para Managua y sus municipios, fue orientado por el Ministerio de Eduación (MINED), la realización de un TEPCE especial. El objetivo principal del taller, fue preparar a los docentes de educación primaria, secundaria y técnica para activar sus planes de desastres.

Para el Profesor Mauricio Espinoza Monterrey, delegado del Ministerio de Educación para el Distrito II de Managua,  la respuesta ante el terremoto que sacudió Costa Rica y que pudo percibirse en suelo nicaragüense, no fue la esperada. “Nos agarraron con las manos arriba y bajo nuestra responsabilidad hay centenares de niñas, niños, muchachos y muchachas”, declaró.

Por tal razón, en la sesión especial de maestros fueron evaluadas las medidas a tomar, para estar en alerta permanente, tanto en los colegios como fuera  de los mismos. “A partir de ahora, cada maestro, cada padre de familia, los muchachos, las muchachas, los directores, tienen que estar convencidos de esta realidad que tenemos que estar pensado las 24 horas del día, que en cualquier momento se puede dar una situación difícil”, reiteró el delegado.

Salvar la vida es el objetivo principal

En el mismo orden, Hazel Francisca López, directora del Instituto Ramírez Goyena, consideró que las medidas más urgentes a tomar son aquellas que logren salvaguardar la vida, tanto de estudiantes como de maestros. “Todos los colegios están valorando sus planes de desastre, conformando sus brigadas de prevención, evacuación y primeros auxilios, para que no exista ninguna dificultad para que los niños puedan preservar su vida, que es la principal  preocupación del Gobierno”.

Del mismo modo, María Elsa Guillen, Directora General de Educación Secundaria, describió que el propósito principal de realizar el TEPCE especial, fue una reflexión de las actitudes frente a una emergencia, en base la experiencia ocurrida el pasado miércoles pasado. Es por eso que tienen que reunirse y reactivar los planes de evacuación dijo.

“Tenemos que educar a los niños como reaccionar a los niños  ante una emergencia, tenemos que educarnos nosotros como docentes, que ante todo somos el líder en el centro, los padres confían que nosotros tenemos a sus hijos seguros en la escuela, por tanto eso nos responsabiliza a nosotros a tomar medidas ”, enfatizó la funcionaria.

En la actividad extraordinaria de capacitación, fue orientado a los directores de centros escolares autoevaluar las medidas de precaución en base a la infraestructura de sus instalaciones. El taller dio inicio desde muy tempranas horas de la mañana y concluyó con un simulacro de evacuación que los docentes practicaran posteriormente en sus centros.