El grupo informático estadounidense Apple anunció el martes un descenso del 16% de las ventas trimestrales del smartphone, el primero desde que lo lanzó al mercado hace 9 años y lo convirtió en su estrella.

Apple vendió 51,19 millones iPhones en el segundo trimestre de su ejercicio (enero-marzo), durante el cual su beneficio neto también bajó un 22% .

“El desempeño de nuestro equipo fue extraordinariamente bueno pese a tener fuertes vientos macroeconómicos en contra”, afirmó en un comunicado el consejero delegado de Apple, Tim Cook.

Las ventas de iPhone representaron un 65% de los ingresos totales de Apple en el trimestre que finalizó en marzo, cuando la empresa vendió 50,4 millones de sus teléfonos a un precio medio de 641 dólares, por debajo de los 658 dólares proyectados por los analistas.