Gracias al modelo de alianzas, a los esfuerzos del Gobierno y de las instituciones privadas, pero sobre todo a los subsidios y a los flexibles mecanismos de financiamiento, ahora las familias trabajadoras nicaragüenses tienen mayores facilidades de adquirir una vivienda de interés social.

El co-director del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), Guillermo Arana, manifestó durante la clausura del segundo congreso de la vivienda de interés social, que se ha trabajado para consolidar mecanismos destinados a cubrir a todas aquellas familias con ingresos estables.

Recordó que la banca nicaragüense dispone de plazos de hasta 20 años y con tasas de interés bastante bajas, lo que sumado al subsidio que entrega el gobierno, las hace accesibles para muchos trabajadores.

Entrevistas a participantes del Congreso de Viviendas de Interés Social

Arana dijo que la proyección es que en este año se alcance una meta de 15 mil viviendas de interés social, tanto nuevas como mejoramientos.

Algo que saludó es el compromiso de las instituciones financieras en apoyar este tipo de programas de viviendas, cuyos precios son menores a los 20 mil dólares.

“Lo importante es que hay decisión, disposición, voluntad de todos los bancos de tener recursos para viviendas de interés social”, señaló el servidor público del Gobierno Sandinista.

Entrevistas a participantes del Congreso de Viviendas de Interés Social

De acuerdo a Héctor Lacayo, vice presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) desde el 2009 hay una ley para el fomento de la vivienda de interés social, de tal forma que lo que se buscaba con este congreso es avanzar en el estudio de los tipos de financiamiento y los mecanismos para hacerlas llegar al mayor número de familias.

Lacayo aseguró que desde el 2009 a la fecha se ha pasado de 1 mil a 5 mil viviendas colocadas anualmente.

Subrayó que este año tienen proyectado como cámara colocar unas 6 mil viviendas promovidas por el Invur.

El Vice Presidente de Cadur refirió que del inventario de 22 mil viviendas que ellos manejan, un 60% corresponden precisamente a las de interés social.

Entrevistas a participantes del Congreso de Viviendas de Interés Social

“Hay un déficit considerable que hay que irlo reduciendo, y en eso estamos nosotros conscientes y en eso estamos trabajando y por eso estamos en este tipo de actividades con el Invur para seguir mejorando y dando mayor acceso de vivienda a las familias nicaragüenses”, indicó.

Durante el congreso Sergio Irungaray, presidente de Promoción de Vivienda y Construcción de Guatemala, expuso la experiencia de su país en la ejecución del Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA), gracias al cual se ha logrado beneficiar a miles y miles familias guatemaltecas.

Irungaray expresó que el modelo nicaragüense es muy bueno sobre todo en cuanto al subsidio que brinda el gobierno. Al respecto, manifestó que hoy más que nunca hay que aprovechar los financiamientos, a la vez que ofreció el apoyo de FHA para poder montar algo similar aquí en Nicaragua.