El informe de Riesgo Mundial 2015 presentó la lista de los países más vulnerables a desastres naturales, entre los cuales aparece Nicaragua como una de las zonas más expuestas a sufrir embates de la naturaleza, especialmente aquellos fenómenos extremos relacionados con el cambio climático.

Este informe es elaborado por la Universidad de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Seguridad Humana, y muestra en qué países hay mayor probabilidad de que sucedan terremotos, tormentas, inundaciones o sequías.

Para dar con los resultados, se realizó una evaluación comparada de 171 países a través de cuatro parámetros: exposición a desastres naturales, estado de vulnerabilidad, capacidad de respuesta y adaptación.

El lugar del mundo más expuesto a sufrir estos desastres es Vanuatu, una pequeña isla del Pacífico, con un riesgo de desastres del 36,72 por ciento cada año, sin olvidar que en el 2015 fue golpeada por un terremoto, una erupción volcánica y un ciclón en el lapso de pocas semanas.

"A pesar de que un desastre natural, tsunami, ciclón o inundación dependen completamente de la fuerza de la naturaleza, las condiciones de vida de las personas en las regiones afectadas y la capacidad de reacción pueden ser muy significativas. Aquellos que están preparados y saben qué hacer en estos eventos, tienen un gran chance de sobrevivir", dice el reporte.

En el caso de Nicaragua, nuestro país ocupa el lugar 14 de la lista, con un 14.63% de probabilidades de sufrir un desastre natural.

LISTA DE PAÍSES CON MAYOR RIESGO ANTE DESASTRES:

1. Vanuatu — 36, 72% de riesgo
2. Tonga — 28,45%
3. Filipinas — 27,98%
4. Guatemala — 20,10%
5. Islas Salomón — 19,29%
6. Bangladesh — 19,26%
7. Costa Rica — 17,17%
8. Cambodia — 16,82%
9. Papua Nueva Guinea — 16,82%
10. El Salvador — 16,80%
11. Timor Oriental — 16,23%
12. Brunéi — 16,15%
13. Islas Mauritius — 14,66%
14. Nicaragua — 14,63%
15. Guinea-Bissau — 13,78%

El Gobierno Sandinista, conducido por el Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, consciente de la situación de vulnerabilidad de nuestro país, impulsa una política nacional para enfrentar desastres naturales y mitigar cualquier riesgo que amenace la seguridad de las familias.

Entre las acciones desarrolladas por el Gobierno, a través del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED), destacan los Ejercicios Nacionales Multiamenazas, que se realizan periódicamente con el objetivo de poner en práctica, con el protagonismo de las familias, todas las medidas que permitan resguardar la vida de las personas ante cualquier fenómeno.

Además, se efectúan planes contingentes multiamenazas, que abarcan la Prevención y Control de Incendios Forestales, Plan Verano, Plan Invierno (inundaciones y deslaves), ante Terremotos y Tsunamis, ante Erupciones Volcánicas, Antihuracanes, Plan Sequía, y Manejo de la Pólvora e incendios domiciliares.

A todo esto se suman capacitaciones para desarrollar planes comunitarios y el fomento de prácticas que contribuyan a reducir los riesgos de las personas, familias y comunidades ante situaciones de emergencia.

Cabe señalar que Nicaragua avanzó una posición respecto al informe de 2014, que situó a nuestro país en el puesto No. 13, con un 14.87% de probabilidad de desastre.