Diputados que integran la Comisión de la Mujer, Juventud, Niñez y Familia de la Asamblea Nacional sostuvieron un encuentro con el magistrado Marvin Aguilar, vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, en el que analizaron los avances de la aplicación del Código de Familia a un año de su entrada en vigencia.

Durante los últimos 12 meses, los jueces de la familia han conocido 51,114 casos de los cuales el 93 % han sido concluidos, el 4 % se encuentra en trámite, el 1% está pendiente de notificar y un 2 & de los casos fueron suspendidos.

La diputada Martha Marina González, presidenta de la comisión, manifestó que del total de causas tramitadas por los jueces, un 75 % fueron resueltas mediante el trámite de conciliación, lo que indica que el principio de celeridad con el sistema oral ha sido efectivo.

“La resolución de los procesos escritos, unos 7,753 casos establecidos antes de la entrada en vigencia del Código de Familia, es del 90%, reduciendo la mora judicial. Existe un alto índice de Audiencias celebradas y una aplicación exitosa del Código de familia”, informó Aguilar durante el encuentro con los legisladores.

Entre los principales logros de la aplicación del Código de la Familia, se encuentra el nombramiento de 24 jueces, la construcción de un complejo judicial de familia en Managua, la reducción de la mora judicial en materia familiar ha sido efectiva y la solución de los conflictos vía mediación o conciliación.

“Considero que este informe muestra la voluntad del Estado de Nicaragua por modernizarse y especializarse en distintas ramas del derecho; en este caso el Derecho de Familia, evidencia la voluntad política del Gobierno por aplicar un Código moderno y que se configura como un catálogo de nuevos valores, es voluntad política porque se están destinando los recursos del Presupuesto General de la Republica para edificar esa infraestructura judicial especializada, nombrar los equipos técnicos multidisciplinarios y todos los elementos materiales para que la justicia de familia camine de forma ágil, dinámica y resolutiva”, valoró el diputado Carlos Emilio López, miembro de la entidad parlamentaria.

Añadió que el modelo de conciliación que aparece en el Código es efectivo, porque más del 75% de los casos se resolvieron sin necesidad de tramitar un juicio.

“Es decir por la vía de la conciliación, que es un método alterno a la resolución de conflictos, ha significado ahorro al Poder Judicial, ahorro a las familias, pero lo más importante es la instauración de la cultura de paz en los hogares nicaragüenses, porque los conflictos familiares se están resolviendo por los acuerdos entre las partes, poniendo en primacía los intereses supremos de la niñez y las familias”, concluyó Carlos Emilio.