Gracias a la solidaridad de médicos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, España, en el Hospital Manuel de Jesús Rivera "La Mascota", se desarrollará a partir de este lunes una jornada de cirugías a corazón abierto que tendrá como protagonistas a diez niñ@s, entre recién nacidos y de 5 años de edad, que padecen de diversas cardiopatías.

En conferencia de prensa, el doctor Gerardo Mejía, representante de Cirujanos de la Esperanza en Nicaragua, y el cirujano español Constancio Medranol coordinador de la Brigada de Cirugía Corazón del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, explicar que está se encuentra compuesta por 19 ciudadanos españoles, entre cirujanos, enfermeras y personal de apoyo.

Es la segunda ocasión que esta brigada española brinda su apoyo solidario en alianza con médicos nicaragüenses, que reciben conocimientos científicos. Con la brigada española también se encuentra miembros de la Fundación Menudos Corazones, compuesto por padres de familia que apoyan a mejorar la calidad de vida de pacientitos que sufren de estos males.

El doctor Mejía en nombre del Gobierno Sandinista, agradeció la solidaridad de los médicos españoles por esta jornada de cirugías, que están valoradas en 200 mil dólares por cada paciente.

“Ha habido una voluntad política del gobierno de desarrollar este programa y nos han apoyado mucho, la creación de este Centro Cardiológico tuvo que ver con destinación de fondos, deuda de Nicaragua con España y se invirtió en la construcción de este centro y la organización Cirujanos de la Esperanza que ha contribuido con el equipamiento”, destacó Mejía.

Añadió que médicos nicaragüenses han visitado el hospital en Madrid con la intención de recibir capacitación, misma que será ampliada en los próximos meses.

Medrano destacó que dentro del grupo de 19 médicos y enfermeras españoles, hay personal del hospital de Barcelona y de La Zarzuela en Madrid.

“La clave no es venir y operar durante una semana a diez niños, sino dejar la semilla y hacer que ustedes, sus profesionales que los tienen, ayudarles a formarse, ayudarles a crecer para que tengan esa independencia y en el futuro todos los niños nicaragüenses puedan ser tratados por médicos nicaragüenses, valoró Medrano, destacando que muchos colegas españoles han querido venir a brindar sus conocimientos y solidaridad.

Para la realización de esta jornada se evaluaron a 16 infantes, de los cuales 10 van a ser operados, mientras el resto quedarán en lista para una próxima jornada que ya se está organizando para el futuro cercano.

Los médicos explicaron que entre menos edad tenga un pacientito, es más oportuno realizar la operación de corazón abierto para corregir la deficiencia, lo que garantiza posteriormente una excelente calidad de vida en los futuros años.

“Lo ideal es cuando nacen, se detecta la cardiopatía y se corrige”, afirmó la doctora María Eugenia Prado, coordinadora del servicio de cardiología del Hospital La Mascota.