La comunidad católica de Nejapa recibió este sábado la visita de Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, quien ofició una misa en la parroquia Madre del Divino Pastor, ubicada en el kilómetro 9 Carretera Vieja a León.

Durante la homilía, su eminencia resaltó la importancia de la familia, pidiendo a los padres ser buenos pastores para sus hijos y que solo lo lograrán conviviendo con la palabra del Señor.

Pidió para que interceda por toda la familia, esa familia que alaba y bendiga el nombre del Señor para siempre.

“El domingo pasado hemos celebrado las fiestas del Buen Pastor, esta nos recuerda cómo Cristo es el pastor de las ovejas, también siempre la tradición ha mirado en María aquella que nos pastorea y nos lleva hacia Jesús”, destacó su Eminencia.

Recordó el atentado que sufrió el Papa Juan Pablo II, quien dijo: María me salvó.

“Por eso María es pastora, nos va guiando hacia el encuentro de Su Hijo y que su Hijo nos conozca a cada uno de nosotros”.

“El Papa nos regaló hace poco una carta de exaltación llamada “Alabado sea mi Señor” en la que habla a cuidar a la tierra que es nuestra madre, a cuidar la naturaleza, los ríos y la alegría de la familia, él piensa en los padres como ese buen pastor que forma una familia donde se alabe a Dios y que el punto central sea el amor, exaltó Brenes.

Es importante mencionar que en algunas comunidades celebran la fiesta de la Madre del Divino Pastor un sábado antes del cuarto domingo, pero en Nejapa la celebran como una octava.