El terremoto, que además ha provocado el derrumbe de más de 20.000 viviendas, se registró pasadas las 11.00 hora local (03.00 GMT) en la zona fronteriza entre las provincias de Yunnan y Guizhou (suroeste), en concreto, en los condados de Yiliang (Yunnan) y Weining (Guizhou), según datos del Centro de Control de Terremotos de China.

El seísmo, cuyo epicentro se ubicó a unos 15 kilómetros del centro de Yiliang y tuvo una profundidad de 14 kilómetros, fue seguido de hasta 16 réplicas.

Todas las víctimas mortales proceden de Yunnan, donde ya más de 100.000 personas han sido evacuadas.

En Guizhou, de momento, sólo se han reportado daños materiales pero ninguna víctima mortal.

Las autoridades, no obstante, estiman que el número de afectados de ambas provincias asciende a 700.000.

Los equipos de rescate han trasladado a la zona miles de tiendas de campaña, edredones y abrigos para los afectados.

El oeste de China es una zona con frecuente actividad sísmica. En 2010, un temblor de 7,1 grados en la provincia de Qinghai (centro oeste) causó 300 muertos y más de 8.000 heridos.

Fue en esta misma zona pero en la provincia de Sichuan donde se registró en 2008 el terremoto más grave en más de tres décadas en China, que ocasionó 88.000 muertos y desaparecidos.