El cantante sostiene que no dejará la música pero que no está en condiciones de poder dar shows en eventos de gran escala.

Brian Johnson fue cantante de AC/DC por los últimos 36 años, viviendo los éxitos más grandes de la icónica banda australiana con álbumes como Back In Black y For Those About To Rock, We Salute You.

A principios de año, el vocalista se vio obligado a abandonar la gira de AC/DC por recomendación de sus doctores, quienes le informaron que de seguir presentándose podría quedar completamente sordo. Por su parte, la banda consiguió y oficializó la incorporación de Axl Rose de Guns N’ Roses como su reemplazo para terminar la gira.

Tras todo esto, Johnson presentó un comunicado en el que anuncia su salida formal de la banda:

“El 7 de marzo, tras una serie de exámenes de expertos en el campo de la pérdida de audición, fui advertido de que si continuaba actuando en grandes recintos podía quedar totalmente sordo. Mientras quedaba horrorizado por la noticia, tuve tiempo de darme cuenta de que mi audición parcial estaba empezando a interferir en mis interpretaciones en el escenario. Estaba teniendo dificultades para escuchar las guitarras porque no podía escuchar claramente al resto de músicos. Temí que la calidad de mi actuación pudiera verse comprometida. Siendo totalmente honesto, no podía permitir en buena conciencia que sucediera esto. Los fans de AC/DC merecen los más altos niveles de actuaciones y si por alguna razón no podía llegar a dicho nivel no quería decepcionar a los fans o avergonzar a los otros miembros. No soy un cobarde y quiero terminar lo que he empezado. Sin embargo, los médicos me dijeron claramente a mi y mis compañeros que yo no tenía otra opción salvo dejar de actuar durante los siguientes conciertos y posiblemente más allá. Ese fue el día más oscuro de mi vida profesional“, declaró el cantante.

También explicó que desde aquel día ha visitado distintos doctores y que todos coinciden en que no podrá presentarse en estadios, plazas o recintos donde los niveles de sonido superan su actual tolerancia en un futuro cercano porque corre el riesgo de perder su audición y quedar completamente sordo.

“Hasta ese momento intenté seguir lo mejor que pude a pesar del dolor y la pérdida auditiva, pero al final todo fue demasiado con lo que lidiar y demasiado riesgo.Personalmente estoy devastado por este desarrollo de los acontecimientos más de lo que nadie pudiera nunca imaginar. Lo que siento ahora es peor que cualquier cosa que haya sentido antes en mi vida. Siendo parte de AC/DC, haciendo discos y actuando para millones de devotos fans estos últimos 36 años ha sido el trabajo de mi vida. No puedo imaginar seguir adelante sin ser parte de esto, pero por ahora no tengo elección. Lo único cierto es que estará siempre en cada concierto de AC/DC en espíritu, si no en persona y más importante, me siento terriblemente por decepcionar a los fans que compraron entradas para los conciertos cancelados y que nos han apoyado a AC/DC y a mi durante todos estos años. Las palabras no pueden expresar mi profunda gratitud y gracias de corazón, no ya por la efusividad y buenos deseos recientes, sino también por los años de leal apoyo a AC/DC. Mis agradecimientos también para Angus (Young) y Cliff (Williams) por su apoyo“, agregó el vocalista.

A pesar de declarar que se saldrá de la banda, Johnson hizo énfasis en que no se retirará de la música y que puede seguir grabando material:

“Mis médicos me han dicho que puedo continuar grabando en estudios y pretendo hacer eso. Por ahora, me centro en proseguir el tratamiento médico para mejorar mi audición. Espero que en algún momento mi audición pueda mejorar y me permita volver a las actuaciones en directo. Mientras el desenlace sea incierto, mi actitud será optimista. Solo el tiempo dirá. De nuevo, mis mejores deseos y gracias a todos por el apoyo y la comprensión“, concluyó el cantante.