A partir del próximo viernes nuestro país tendrá certificados a nuevos profesionales en temas de búsqueda y salvamento, tras concluir el Primer Curso de Rescate en Estructuras Colapsadas Nivel Liviano que promueve la Asociación Civil de Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Nicaragua.

Este curso corresponde a los esfuerzos, que realiza el Gobierno Sandinista que dirigen el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, de cara a fortalecer las capacidades de las familias con los diferentes ejercicios de protección ante desastres, pero también está capacitando a los bomberos, a fin de que estén preparados para atender a la población en caso de una emergencia por sismo.

Forman parte del curso unos 28 compañeros, entre ellos dos mujeres, todos pertenecen a las diferentes instituciones bomberiles, como la Dirección General de Bomberos, Benemérito Cuerpo de Bomberos y Asociación Civil de Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Nicaragua. El curso es impartido por siete instructores nicaragüenses que han recibido capacitación en naciones como España y Estados Unidos, entre otros.

El Teniente de la ACCBVN, Rubén Dávila, subrayó que los bomberos han recibido la orientación del Presidente Daniel Ortega, de mejorar sus capacidades, a la par que la población también se prepara con los diferentes ejercicios de protección.

“Esto es fundamental para los grupos de búsqueda y rescate, nosotros estamos sacando gente certificada internacionalmente, estas personas vendrán a engrosar el grupo de búsqueda y rescate de Nicaragua basado en normas internacionales”, exclamó Dávila, al comentar las principales aristas de este curso.

La idea, relata Dávila, es fortalecer las capacidades de respuesta de las instituciones que asistente a la población nicaragüense, pero también estos compañ[email protected] podrán prestar su apoyo solidario en naciones que sufren catástrofes, como actualmente ocurre en Ecuador.

Los diferentes escenarios en que se realizan las pruebas, son similares o muy parecidos a situaciones reales, por lo que resultan extremadamente extenuantes, lo que garantiza un éxito en el aprendizaje.

Tamara García, con 13 de pertenecer al Benemérito Cuerpo de Bomberos en Managua, indicó que el curso requiere mucha resistencia física, el gasto de energía es extremo, pero es compensado por la satisfacción de servir a la ciudadanía.

“Todos tenemos que saber qué hacer en el momento de una eventualidad, todos debemos saber por lo menos a quien debemos acudir, cómo podemos organizarnos en conjunto y hacerle frente a cualquier eventualidad”, destacó García.

Puntualizó que este curso va de la mano con todo el sistema de protección que promueve el gobierno en bienestar de las familias y para garantizar la vida. Vale destacar que este curso es un esfuerzo dirigido por el Comandante Jaime Delgado de la ACCBVN.