El barrio Pablo Úbeda ubicado en el distrito V de Managua, cuenta con más de cien viviendas, mismas que cada siete día son visitadas por las brigadas del Ministerio de Salud (MINSA) para dar continuidad al plan de acciones que forma parte de la lucha anti epidémica. Dentro de los componentes del plan está contemplada la fumigación, eliminación de criaderos y la limpieza del hogar.

El doctor César Castillo, Director de la unidad de salud Pedro Altamirano, afirma que la constante preocupación del gobierno por la salud del pueblo ha permitido que la población esté más consciente de la importancia de limpiar las casas y poner en práctica las medidas higiénicas necesarias para evitar la proliferación de mosquitos.

Pobladores del Pablo Úbeda luchan por obtener una comunidad libre de mosquitos

“Las acciones que hemos venido desarrollando en estos meses ha permitido que la comunidad tome conciencia y se desborde a trabajar con nosotros, logrando disminuir las casas renuentes, los números de pacientes febriles y alcanzando una comunidad más limpia. Es vital que la población siempre esté permitiendo el ingreso de los brigadistas porque de esta manera se elimina al mosquito adulto y se reduce el riesgo de enfermarnos”, refirió.

Con mucha disposición las familias han acatado las recomendaciones médicas, asegurando que es responsabilidad de cada uno de ellos vivir en espacios limpios, libres de focos de enfermedades.

Pobladores del Pablo Úbeda luchan por obtener una comunidad libre de mosquitos

“Todos debemos trabajar en unión para eliminar los zancudos, desde nuestras casas podemos marcar la diferencia, es sencillo solo es cuestión de sentir amor propio y permitir que el Minsa fumigue. Recordemos que si todas las casas están limpias no estamos dando lugar a que el mosquito se reproduzca en nuestra comunidad”, expresó Luis Díaz.

“Con la lucha anti epidémica y la fumigación estamos evitando la presencia de los zancudos y sobre todos han venido educándonos en cuanto a la responsabilidad que tenemos como familias de mantener las casas limpias. Ya sabemos que todo lo que no utilizamos debe ser eliminado y que los recipientes con agua deben permanecer tapados”, finalizó Alba Vásquez.

Pobladores del Pablo Úbeda luchan por obtener una comunidad libre de mosquitos