La mañana de este martes se reanudó el juicio oral y público en contra de Álvaro Montealegre, Hugo Paguaga y Roberto Bendaña (prófugo) a quienes el Ministerio Público acusa de ser coautores de los delitos de estafa agravada, ofrecimiento fraudulento de crédito y crimen organizado.

El total de la estafa se calcula en más de 5.5 millones de dólares, que obtuvieron mediante la emisión de certificados de emisión con una tasa del 7.5% de interés anual.

Los afectados por Montealegre y compañía son 16 personas naturales y jurídicas que reclaman ante la justicia la devolución de su dinero y el castigo para los acusados.

Montealegre desesperado busca acuerdo con las víctimas

El juez Octavio Rothschuh denegó  la petición que hizo el acusado Alvaro Montealegre de suspender el juicio en su contra para presentar una propuesta de solución a las víctimas que lo acusan de estafa.

Haciendo uso de la palabra,  Montealegre solicitó  un tiempo en privado con los acusados y la fiscalía para presentar una propuesta de solución.

La fiscal Gretel Fernández,  por su parte argumentó que no puede darse ningún tipo de entretenimiento o juego al arbitrio del acusado.

Además indicó que no hay disposición de tener ninguna reunión privada con el acusado,  por lo cual solicitó al juez continuar con el juicio oral y público.

Al final el juez Rothschuh explicó que la autoridad no puede hacer un paréntesis para establecer un arreglo.

Señaló que dicho acuerdo tendría que darse fuera del juicio oral y público, en su desarrollo y conclusión,  por tanto denegó la petición de Montealegre.

AMPLIACIÓN EN BREVE...