El rotativo indicó que los subsidios están contemplados en los Lineamientos 299 y 173, aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, según los cuales se autorizarán "sin exceder los límites planificados".

Asimismo, señaló que el Gobierno cubano busca con esta medida "eliminar las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos, bajo el principio de compensar a las personas necesitadas y no subsidiar productos de manera general".

La iniciativa beneficiará principalmente a las familias afectadas por catástrofes o desastres naturales como ciclones, inundaciones, deslizamientos de tierra, incendios.

También se otorgará el beneficio por casos sociales críticos en particular a las personas "que habiten en condiciones vulnerables" y "carezcan de solvencia económica", que no puedan pagar el precio actual de los materiales de construcción o la mano de obra, explicó Granma.

Asimismo, los beneficiarios sólo tendrán derecho a un subsidio para "un objeto de obra específico", añadió.

Según las nuevas disposiciones, los subsidios estarán financiados de las recaudaciones provenientes de la venta de materiales de construcción en cada provincia de la isla caribeña.

La solicitud se hará en las direcciones municipales de la Vivienda y una vez otorgado el subsidio, el beneficiario queda obligado mediante la firma de un contrato a realizar la ejecución o reparación de la vivienda según lo pactado, indicó la Gaceta Oficial de Cuba.