Prisión preventiva fue la medida cautelar dictada esta mañana contra Adrián Salmerón, quién enfrenta la justicia penal nicaragüense por el asesinato cometido contra una familia en Costa Rica.

De acuerdo a María Fabiola Betancourt, Juez Primero de Distrito especializado en Violencia de Managua, la medida fue tomada pues el hecho imputable ha traído consecuencias graves contra las víctimas.

La judicial admitió la acusación presentada por el Ministerio Publico, considerando que recogía todos los requisitos de ley.

Al mismo tiempo, se manifestó el temor fundado de que Salmerón evada la justicia debido a su falta de arraigo en el país y el conocimiento de las penas que debería purgar de ser encontrado culpable.

Los cargos que se le imputan a Salmerón son: femicidio, asesinato, asesinato en grado de frustración, violación agravada y abandono de personas.

La defensa, por su parte, solicitó la valoración psiquiátrica del acusado, misma que fue aceptada y será llevada a cabo por el Instituto de Medicina Legal.

La audiencia inicial fue fijada para el próximo 29 de abril a las 11:30 am.

La semana pasada, la sala penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) rechazó la solicitud de extradición hechas por autoridades costarricenses.