Antti Pelttari es el director de Nicametsätila (Finca Forestal Nica), proyecto piloto de reforestación natural en la comunidad de Las Pilas 2, municipio de El Crucero, impulsado por un grupo finlandés vinculado por lazos de amistad y solidaridad con Nicaragua.



Pelttari, profesor en la Universidad de Humak-Helsinki, conversó con Ricardo Alvarado, embajador de Nicaragua en Finlandia.



Antti, ¿cómo se originó su relación con Nicaragua?

— Me desempeñé como asesor forestal, entre 1992 y 1995, para un proyecto de reforestación en Jinotepe, Diriamba y San Marcos, después trabajé nuevamente en Nicaragua entre 2011 y 2013. Soy miembro de la Asociación de Amistad Nicaragua-Finlandia; entre otras actividades, en 2007 recaudamos fondos para los afectados del Huracán Félix. Cursé y obtuve una maestría en Ciencias Ambientales en la Universidad de Wolverhampton del Reino Unido, y soy un convencido de la importancia y viabilidad de la reforestación natural, es decir, del uso de especies nativas en la restauración ecológica. Parte de mi vida está en Nicaragua y viajo dos veces al año al país.



¿En qué consiste Nicametsätila?

— Es un proyecto de inversión en reforestación natural. Estamos en la fase piloto. Adquirimos terrenos baldíos, deforestados y los reforestamos con árboles nativos. Promovemos la regeneración natural, una de las alternativas más efectivas para ayudar a frenar el cambio climático. Nos iniciamos en 2013, hace dos años realizamos la primera siembra. A los integrantes del proyecto nos unen lazos de amistad y solidaridad con Nicaragua. Es gente que quiere a Nicaragua y que cree en la reforestación natural y en la obligación moral de proteger y preservar el medio ambiente. Cada socio ha adquirido una manzana de tierra y contribuye con los gastos que conlleva la reforestación. Comenzamos con 10 manzanas, con diez socios, y nos encontramos en proceso de adquirir próximamente otras 27 manzanas.



¿Cuál es el objetivo final?

— Demostrar que la reforestación natural, además de necesaria, es rentable. En este sentido, queremos aprovechar un poco la experiencia finlandesa en esta materia. Usted sabe que la riqueza de Finlandia tiene su origen en el manejo sostenible de los bosques, la industria forestal representa aproximadamente el 20% de las exportaciones, y eso que las condiciones climáticas de Finlandia no son las más favorables. El país cuenta con cientos de aserraderos, pero los bosques cubren en Finlandia aproximadamente el 70% del territorio. A todo esto hay que sumarle que a un árbol en Finlandia le toma desarrollarse 80 años o más. En Nicaragua hay especies a las que les toma menos de 20 años.



De acuerdo con un estudio publicado recientemente en la revista Nature, Finlandia es el país con más densidad forestal del mundo (4500 árboles por cada finlandés, siendo el promedio mundial de 420 por persona).

La inversión en reforestación es a largo plazo. ¿Qué beneficios espera su grupo?

— A Nicametsätila lo vemos como una pequeña contribución, quizás simbólica, para la preservación del medio ambiente. Creo que es responsabilidad moral de los que tenemos más dinero reforestar y hacerlo de forma compatible con la protección del medio ambiente y la biodiversidad. En la COP21 (Cumbre sobre Cambio Climático celebrada en diciembre pasado), los países ricos podrían haberse comprometido a apoyar más a los países más pobres. En mi opinión, los más ricos deben invertir más a largo plazo en proyectos ambientales y sociales. Los pobres no pueden esperar 20 años para que crezca un árbol, tienen que sobrevivir. Los ricos hacen inversiones a corto plazo y buscan resultados rápidos. Un país en desarrollo requiere inversiones a largo plazo, sostenibles, y les corresponde a los más ricos realizarlas.



¿Cuántos árboles han plantado con Nicametsätila?

— Aproximadamente 5000, variedades como ñambar, cedro, caoba, quebracho, gavilán, guapinol. Las especies de regeneración natural, autóctonas, son laurel, roble, cortez, ojoche, tempisque. No se olvide que un bosque con especies diferentes es más resistente a las plagas.

¿Tiene Nicametsätila nexos con instituciones nacionales?

— Nos hemos acercado a la Universidad Nacional Agraria-UNA (http://www.una.edu.ni/), en aras de promover un acuerdo para que sus estudiantes utilicen a Nicametsätila como finca experimental. Además, estamos en conversaciones con la Universidad de Ciencias Aplicadas de Tampere-TAMK sobre una posible participación de sus estudiantes para que hagan sus prácticas, conjuntamente con estudiantes de la UNA, en Nicametsätila. Buscamos, entonces, incentivar la transferencia tecnológica y la colaboración interuniversitaria en ciencias forestales. También, el INAFOR nos ha provisto de plantas de vivero.



¿Han buscado apoyo de programas finlandeses de fomento para el desarrollo empresarial?

— Entre otros esfuerzos, nos encontramos explorando la posibilidad de presentar un proyecto de transferencia tecnológica al programa de fomento empresarial BEAM-Tekes.



¿Su visión del mundo a la luz de los impactos del cambio climático?

— Me parece que la única salida es que los ricos cambien su forma de vida y que inviertan en proyectos sostenibles a largo plazo en los países más pobres.



¿Qué le parece el clima para las inversiones en Nicaragua?

— Creo que está diseñado para atraer inversiones. Nosotros nos sentimos satisfechos.



¿Cómo ve el futuro de Nicaragua?

— Hay creencia en el futuro. Están invirtiendo, construyendo, son señales positivas. Hay que continuar reforestando y espero que nuestro
proyecto de reforestación natural muestre una alternativa viable, aspiramos a que sirva de ejemplo.