En conferencia de prensa las autoridades del Ineter dieron a conocer que a partir del sismo del 26 de agosto  en El Salvador, se intensificó la actividad sísmica en la zona de subducción, provocando eventos en toda la costa pacífica, hasta que se registró en Costa Rica otro sismo de gran magnitud.

“Al tener y presentar la zona de subducción estos dos fenómenos muy  importantes, puede incidir en la activación de cualquier cadena volcánica ya sea de Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala,  porque está íntimamente relacionada la zona de subducción con los volcanes”, explicó Muñoz.

También informó que hasta el momento el Ineter ha hecho observaciones en los diferentes volcanes y se detectó un leve incremento en la temperatura del Volcán Telíca, que pasó de 250 grados centígrados a más de 400 grados.

Al respecto, indicó que el Ineter ha estado monitoreando la situación y reportando a las comunidades y a las autoridades locales para que estén en observación permanente. Además dijo que el Ineter también ha redoblado la vigilancia en todos los volcanes y no descartó que pudieran esperarse otros movimientos telúricos de mayor o menor intensidad.

Por su parte el Director del INETER, Javier Mejía, informó que en toda la mañana de este jueves se han registrado 6 sismos de baja intensidad.

Asimismo detalló que desde el sismo ocurrido en El Salvador la Central Sísmica del Ineter ha reportado 106 réplicas y desde el sismo en Costa Rica se han registrado 19 réplicas.

Mejía explicó que las réplicas son  consecuencias de la readecuación de la corteza terrestre alrededor de la falla que dio origen al sismo y destacó que son un fenómeno normal  que ocurre tras un evento de gran magnitud.

El director del Ineter también informó que en horas de la mañana se registró un sismo en la región Caribe norte, con una profundidad de 28.2 kilómetros y una magnitud de 4.7 grados. Mejía detalló que ese sismo se debió a una fallamiento local y que no está asociado a ningún fenómeno de los ocurridos en el pacifico.

Finalmente dio a conocer que en las mediciones que los especialistas de la Universidad de Pensilvania, junto a expertos del Ineter, realizan en la zona de León, se comprobó que producto del sismo registrado frente a El Salvador, se produjo un deslizamiento superficial de 10 centímetros en la placa de la región. No obstante Mejía indicó que se continúa esperando mas información para tener claridad sobre el fallamiento de profundidad que puso haberse dado en la zona.

 

Debido a esto, la científica expresó que se podrían estar registrando sismos de mayor o menor magnitud.