Un día como hoy, hace dos años (17 abril, 2014), partió el gran Gabo. Millones de mariposas amarillas se alzaron en vuelo junto a él desde todas partes del mundo, y desde Nicaragua, corazones inmensos se hincharon de nostalgia al ver partir al 'Sandinista errante', fiel amigo de nuestro pueblo, de nuestra Revolución.

En la Patria de Rubén y Sandino, tenemos tantos recuerdos de Gabito. Quien siempre guardó una cercana y entrañable amistad con el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo Zambrana.

Fotos y notas de periódicos de los mejores tiempos del Boom Latinoamericano, dan fiel testimonio de la cercanía de Gabriel García Márquez con los procesos revolucionarios y transformadores de Cuba y Nicaragua.

En 1978, Gabo, una de las figuras más importantes de la literatura universal del Siglo XX, escribió una crónica magistral, titulada “Asalto al Palacio”, en la cual relató uno de los hechos históricos más decisivos de la lucha Sandinista contra la dinastía somocista, ejecutada por el comando "Rigoberto López Pérez".

Tras su partida, la Embajada de Colombia en Nicaragua, reconoció esa formidable amistad que siempre existió entre Gabo y Nicaragua, y fruto de ello obsequió a este pueblo 15 magistrales obras y ocho ejemplares de la biografía del gran Nobel latinoamericano, todas ellas disponibles para su lectura en la biblioteca del Palacio Nacional de la Cultura.