Ante la situación lamentable que enfrenta el pueblo de Ecuador debido al terremoto que afectó gran parte del país, provocando lamentables pérdidas humanas, el Cardenal Leopoldo Brenes durante la homilía oficiada en Catedral de Managua pidió a la feligresía católica orar por los más necesitados.

“Tenemos que orar para que el Señor nos dé un corazón grande para amar, pero también debemos orar junto al Papa Francisco por los hermanos nuestros de Ecuador que han sufrido un terremoto, orar por los fallecidos, las familias, los gobiernos para que poco a poco puedan ir estabilizando la situación y por quienes aún permanecen en peligro para que los cuerpos de rescate puedan llegar lo más pronto posible al sitio donde están soterrados”, concluyó.