El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glass, informó que el gobierno decretó el estado de excepción para la prevención en seis provincias, a la vez que indicó que de forma preliminar se contabilizan 28 personas fallecidas.

Hasta el momento son 28 las víctimas mortales (16 fallecidos en Portoviejo, 10 en Manta y 2 en Guayaquil). Asimismo señaló que no hay alerta de tsunami, sino una evacuación preventiva en la zona costera.

Las zonas de mayor afectación son las provincias Manabí, Guayas, Esmeraldas, Santa Elena, Santo Domingo y Los Ríos. El decreto de estado de excepción permite la activación de fondos contingentes que permitan enfrentar este tipo de desastres.

El presidente Rafael Correa, quien se encuentra en gira de trabajo en Roma, informó a través de su cuenta en Twitter que regresará en unas horas a Ecuador.

El sismo de 7.8 grados cuyo epicentro fue la provincia de Manabí (suroeste de Ecuador) también fue percibido en el norte de Perú y en Colombia.

En Colombia se sintió en ciudades como Cali, Pasto y Popayán, sin que haya de momento reporte de víctimas, según la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD).

En Ecuador, Colombia y Chile no se han emitido alertas de tsunami pero la Marina de Guerra de Perú si declaró una para su litoral.