El sismo de 7.6 grados que afectó  Costa Rica dejó al menos 100 viviendas con daños de consideración

El último reporte del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) señala que las réplicas registradas han sido mayores a 2.0 grados de magnitud. Las de mayor importancia se presentaron a las 9:12 de la mañana con una magnitud de 4.7 grados, mientras que otra réplica de 4.6 grados se registró a las 16:11.

Los científicos del Ovsicori aún estudian los datos de este sismo, el segundo más grande la historia reciente de Costa Rica, pues desde hace casi dos décadas estaban esperando un evento así en la zona de la Península de Nicoya (150 kilómetros al oeste de San José).

La zona donde se ubicó el epicentro se conoce como la "Brecha sísmica de Nicoya" y no había tenido una liberación de energía tan importante desde 1950, con un terremoto que se produjo el 5 de octubre de ese año.

Esta acumulación de energía hizo que por muchos años los científicos del Ovsicori previnieran de un posible terremoto en esa zona, por lo que ahora esperan determinar cuánta energía fue liberada y si puede esperarse otro evento similar.

Según el Ovsicori, instituto de la estatal Universidad Nacional, la zona del epicentro de hoy es una de las más estudiadas y con mayor cantidad de instrumentos de investigación sismológica y geodésica, por que esperan obtener importantes conocimientos tras el evento sísmico de hoy.

El sismo de 7.6 grados que afectó  Costa Rica dejó al menos 100 viviendas con daños de consideración, así como grietas menores en otras estructuras, caída de objetos y afectación de algunas estructuras viales.

Solo una muerte está vinculada hasta el momento con este sismo, luego de que una mujer de mediana edad sufriera un infarto al momento del evento telúrico.