La lucha contra el mosquito transmisor del dengue, el zika y el chikungunya conlleva un enorme esfuerzo en el que solo la unidad del Ministerio de Salud (Minsa), la población y las demás instituciones del Gobierno logrará un éxito efectivo.

Este fin de semana en la comarca Santo Domingo, Distrito V de Managua, se pudo observar un ejemplo de esta estrategia de trabajo. Ahí el personal del Centro de Salud Pedro Altamirano, del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), y los Gabinetes de la Familias se desplazaron por cada hogar abatizando los depósitos de agua y llamando a la población a no bajar la guardia y continuar la lucha contra el agente transmisor de estas peligrosas enfermedades.

De acuerdo a la doctora Claudia Calero, epidemióloga del Pedro Altamirano, el objetivo es que población de apropie de la necesidad de mantener limpias las casas.

“Al destruir todo tipo de criaderos no mantenemos mosquitos y no mantenemos ninguna de estas enfermedades”, refirió.

Brenda María Rivas, es la coordinadora de los Gabinetes de la Familia en la comunidad, y aseguró que durante esta jornada la meta era cubrir más 1 mil viviendas en los 9 sectores de la Santo Domingo.

“El Comandante y la Compañera Rosario Murillo siempre han estado en eso, incitando a cada uno de nosotros para que trabajemos en conjunto para superar todas las enfermedades, los problemas que hay en la comunidad”, aseguró Rivas.

En los mismos términos se expresó la pobladora Fanny Mayorga. Ella dijo que indudablemente hay que mantener limpios todos los rincones del hogar.

“Hay que mantener los depósitos de agua, las pilas, tapados, barrer el patio y todo para evitar esa epidemia”,  expresó Mayorga

Este tipo de jornadas se realizan cada fin de semana, a parte del trabajo de fumigación y abatización que  efectúan diariamente los brigadas de lucha contra los vectores.